Casarse es un sueño para muchas mujeres, la mayoría crece con los cuentos de hadas y luego las películas románticas le muestran a las chicas como debería ser el tan soñado “príncipe azul“. Pinterest está lleno de imágenes de vestidos novia, decoraciones de bodas, y toda clase de cosas que necesitas para ese gran día.

Algunas mujeres incluso llegan a tener una lista de cualidades que esperan que su “Sr. Perfecto” tenga para considerarlo como un posible esposo, aunque a veces esas expectativas se van  muy alto, y en esa búsqueda del “felices para siempre“, a veces una mujer puede llegar a sentirse muy sola y pensar que a lo mejor es hora de “conformarse” con lo que sea.

A Dios le importas, y a El también le importa la persona con quien llegues a casarte, puedes confiar en que El te guiará y también te dará algunas alertas para evitar terminar con alguno de estos 10 tipos de hombres. No dejes de orar y abre bien los ojos que a lo mejor tu príncipe ya está frente a ti y no te has dado cuenta aun.

*Este artículo es dedicado a las chicas, pero como siempre lo digo, hombres, nosotros podemos aprender también.

Mientras esperas a que llegue la persona indicada, estos son los 10 hombres con los que no quieres terminar.

10 Hombres con los que una mujer no debería casarse

Estos son los hombres que debes evitar

El abusador

Tu vales demasiado como para que alguien abuse de ti.

Si un hombre te daña física, verbal, o emocialmente, lo mejor es que te alejes, no vale la pena, nunca. Recuerda que tu no eres la salvación de nadie, ese es el trabajo de Dios. Ora por esta persona, pero no deberías siquiera pensar en estar con alguien que claramente necesita ayuda y liberación para si mismo.

Todos tenemos cicatrices del pasado, pero esta no es una excusa para que alguien te haga daño. Mira esas alertas tempranas, recuerda que el matrimonio se construye bajo una relación de amor y respeto y el abuso no es la manera correcta de iniciarlo.

Tu eres valiosa y preciosa para Dios, no esperes que una persona al casarse cambiará, lo mejor será que digas “no más” y sigue adelante.

El adicto

Esta clase de hombre necesita una libertad que solo puede venir cuando se admite que hay un problema y se busca consejo, ayuda profesional y la fuerza que solo Dios puede dar.

La adicción a las drogas, alcohol, o pornografía solo llevarán a la destrucción. Y aun si en la relación pareciera que el va por el buen camino, no te dejes engañar al creer que el “dejará todo por ti” tan rápido sin la ayuda profesional que se requiere.

Tu no eres quien le librará de los vicios, y tu rol no es tratar de cambiarlo, eso solo Dios puede hacerlo.

El narcisista

Si a tu novio le importa más como se ve él al espejo que cómo te ves tu o si pareciera como si el fuera “demasiado bueno”, puede que te esperen problemas más adelante.

No importa que tan guapo, talentoso o encantador un hombre pueda parecer, el matrimonio funciona bajo la palabra “juntos”. Si la relación antes de casarse se ve como si estuviera inclinada más hacia un lado, su lado, puede que esta esté destinada a una lucha constante.

Tu vida debería ser muy apreciada por el hombre que te llame su esposa. La humildad, compasión, el amor y respecto hacia otros son características mucho más admirables que tan solo como uno se ve por fuera.

Chicas, un hombre que le importa más como se ve por fuera, no es un buen prospecto para casarse. Busca un chico que se cuide física y espiritualmente.

El controlador

Esto puede ser difícil de detectar ya que al principio suele esconderse bajo un “solo estoy tratando de ayudar”, pero en realidad puede ser señal de una necesidad profunda de controlar y de un corazón lleno de celos.

Este hombre luchará por dominar cada decisión por ti, el decide con quien deberías pasar tu tiempo o a quien no deberías volver a ver.

Un hombre con necesidades de control tendrá problemas continuos al no saber si el puede “confiar en ti”.

Si sientes como si te asfixiaras un poco en la relación o como si tuvieras que pedirle permiso o su opinión en cada una de tus decisiones, puede que ya estés entrando bajo los dominios de un controlador, esto es sofocante y aun si fuera por que “así es el” o “así es como me cuida”, debes tener cuidado.

El enojado o “mecha corta”

Un hombre que no puede controlar su temperamento antes de casarse, tiene muy altas posibilidades de no controlarse una vez en el matrimonio. En la mayoría de los casos, esto empeorará.

No importa el tipo de personalidad que tengamos, esa no es excusa para que una persona explote por todo y por nada. Esta es una persona “mecha corta”, alguien que no le toma ni un minuto en enojarse, siempre.

Mira como responde esta persona en diferentes escenarios, especialmente si está bajo presión. ¿Cómo reacciona al jugar fútbol o algún deporte?¿Cómo se comporta en el tráfico?¿Y que tal si la mesera se equivoca en la orden? Cuando hay presión en el trabajo? Cuando estás tarde? La clave aquí es — se da cuenta él que esta es una área de debilidad en la que reconoce que necesita la ayuda de Dios para cambiar? Si la respuesta es “no”, huye de ahí.

El que todavía es hijo de mami y papi

Por supuesto que un hombre debe amar a su madre, a muchas mujeres les encanta esto porque muestra un respeto profundo y cuidado por aquellos que amamos y sobre todo muestra amor por sus padres.

Pero…. hay una línea delgada que a veces se puede mezclar y ponerse borrosa.

Cuando el hombre con quien estás saliendo todavía necesita que sus padres le paguen la cuenta, o ellos controlan cada decisión que hace, y si a el le importa más lo que su “mami” piense más de lo que tu piensas — alerta — problemas vienen en camino.

Una de las causas más prominentes del divorcio es la difícil relación con los suegros. No hay familia perfecta, pero asegúrate de que ambos están en la misma página cuando llegue el momento de irse de la casa de sus padres al casarse y vivir juntos.

Si hay problemas ahora teniendo barreras saludables antes de estar casada, las probabilidades que esto empeore son muy altas.

El coqueto, engañador y tentador

Los comportamientos establecidos antes de casarse no van a cambiar mágicamente una vez digas “si acepto”.

Los pecados sexuales son una red del enemigo quien solo busca destrucción y una vez entrampado en estos patrones destructivos, es muy difícil salir.

Los errores del pasado no deberían tener control sobre nuestro presente y futuro. Todos hemos cometido errores y nadie es perfecto, pero ten cuidado con estos comportamientos que son una señal de problema en el futuro.

¿Respeta a las mujeres?¿Coquetea con quien se le ponga enfrente?¿Te está rogando y presionando para que duermas con él, si de todos modos van a “casarse”? Alerta! Ten cuidado de tener la sabiduría para ver el verdadero corazón de un hombre antes de comprometerte en una relación con alguien que está atrincherado en pecados sexuales.

Tu mereces respeto, y aquel que te ama, te esperará.

El mentiroso

Cada matrimonio tiene como parte fundamental la confianza. Sin esta base firme, vas directo a los problemas desde el inicio.

Así que, que tal con esas “mentiritas blancas” que ya comenzaste a notar? En realidad, no hay mentiras blancas ni pequeñas, mentir es mentir. Toda mentira tiene como propósito esconder, engañar o manipular la verdad.

En una relación de amor y sana no hay lugar la deshonestidad. Es una trampa peligrosa y siempre te quedarás con la duda si el es sincero o si está escondiendo algo.

El que tiene hábitos destructivos con el dinero o el trabajo

Las finanzas son una de las principales razones por las que hay problemas en el matrimonio.

Si te encuentras dándole dinero ahora a tu novio o pagando por todo porque “no le alcanza”, esto es probable que no cambie mucho después.

¿Es un trabajador?¿Tiene trabajo?¿Es un adicto al trabajo?¿Tiene hábitos de gastos secretos?¿Alguna adicción o apuestas?¿Tiene deudas insuperables? Una vez casados estos patrones pueden empeorar y solo traerá estrés y problemas a tu vida familiar y las responsabilidades se incrementarán para ti.

Los problemas de dinero son una de las causas más comunes del divorcio. Hablen de esto antes de tomar la decisión de casarse. Decidan como van, ambos, a lidiar y a ponerse de acuerdo en esto grandes problemas.

Lo mismo va para un hombre que prefiere su trabajo a su relación.

Al final pero no menos importante, sobre todo si eres una chica cristiana:

El no creyente

El matrimonio puede ser difícil a veces, añade a eso la fuerte presión de un desconecte espiritual.

Es probable que con el fin de casarse, a veces una mujer podría pensar que a lo mejor una vez ya casado ella lo “llevará a los pies del Señor”, o que aun siendo novios él se convertirá, déjame decirte que las probabilidades de que esto suceda son muy mínimas, siempre hay excepciones claro, pero nosotros no cambiamos a nadie, y lo que puede pasar es que termines en graves problemas y llena de estrés en tu vida cuando vengan esos momentos difíciles.

La “citas misioneras” solo te van a llevar a un camino de luchas extra.

Ten cuidado de no apresurar los planes de Dios y que dañes tu salud espiritual y sobre todo tu futuro en el matrimonio, ten paciencia y conoce a la gente en tu congregación, a lo mejor tu esposo está allí y no te has dado cuenta aun.

Conclusión:

Casarse es un sueño válido para todos, y para muchas mujeres es uno de sus deseos más profundos, la familia es la base fundamental de la sociedad y por supuesto nosotros deberíamos desear formar parte de una familia, por eso necesitamos saber bien con quien vamos a involucrarnos sentimentalmente en una relación que nos puede llevar al matrimonio y a formar una familia.

Una verdad.

—Nada es imposible para Dios. Si descubres estos rasgos en la persona que amas, o aun en ti mismo, la esperanza es que Dios no nos deja solos para que resolvamos nuestros problemas. El trae ayuda y sanidad para cualquier situación.

A Dios le importas, y a El le importa con quien vayas a formar una familia, confía en la dirección de Dios y mantente alerta de ver estas características en tu novio.

¿Conoces a alguien así?¿Has estado en una relación con una persona que tenía alguna de estos rasgos?¿A que otras características deberían las chicas estar atentas? Dínoslo en los comentarios.

Adaptado de iBelieve