¿Vale la pena casarse con él? El deseo de casarse y el deseo de estar soltero o soltera, son ambos trayectos válidos. No podemos decir que el anhelo de todo el mundo es casarse, pero estudios recientes determinaron que la mayoría de personas prefirieran estar en compañía en lugar de terminar solos en los años después de los 30.

Hace algún tiempo leí un libro que hablaba sobre relaciones, específicamente, desde la perspectiva de las mujeres. Una de las cosas que se mencionaban era que había que dejar a un lado ese concepto del  “Mr. Perfect”, ya que solo existe en la mente idealizada de algunas, pero que si existe el “Sr. Suficientemente Bueno”.  Ese concepto nos sugiere que en última instancia las mujeres deben considerar “conformarse” con un hombre que cumple sus principales necesidades, pero no necesariamente puede cumplir con toda su larga lista de deseos.

El libro discute el error que las mujeres a veces cometen al buscar al hombre perfecto. Habla de como pasan sus 20’s y 30’s dejando pasar a un “8” por esperar un “10” (que no existe). Luego se encuentran al final de sus 30’s y principios de los 40’s y terminan conformandose con un 5 porque es lo único que queda. Este es un concepto muy fuerte.

Esta es una lucha muy fuerte por parte de varias mujeres, el deseo de encontrar al “Sr. Perfecto” para tomar la decisión de siquiera entrar en una relación de amistad/noviazgo.

Antes de casarte se deben considerar varios puntos claves que lo conviertan a el en un buen esposo/padre, y estos no necesariamente incluyen sentir maripositas en el estomago o deseo físico. Claro, tu pareja debe gustarte físicamente, pero hay un poco más que solo eso.

Antes que nada quiero dejar algunas cosas claras:

  • No todas las 4 señales pueden aplicarse a ti, pero por favor aprecia el hecho que si pudieran aplicarse a otros.
  • Este es obviamente un artículo para aquellos que desean casarse, si ese no eres tu, entonces te recomiendo algunos otros de mis artículos.

4 Señales de que vale la pena casarse con él


Comparten creencias y valores fundamentales importantes

Hay una razón por la qué esta es la número uno. Conectarse a un nivel espiritual y emocional es tan importante como el físico. Para ser sincero, si no se alinean en las cosas que realmente importan, es mejor cortar por las buenas ahora y empezar la búsqueda de un hombre con quien si lo haces, de lo contrario, simplemente no vale la pena casarse con él.

Dios bendijo mi vida al darme una esposa que piensa como yo en muchas cosas, creencias y valores, incluso en el mismo sistema político. Claro no se trata de buscar a un “mini tu” o alguien que sea exactamente igual a ti, pero en los puntos que importan si deben compartirlos.

Se divierten juntos

Ok, todos nos divertimos y la pasamos bien en las primeras 20 citas, pero me estoy refiriendo a los 100 que siguen. ¿Puedes reírte, tener una conversación significativa, y realmente disfrutar del uno al otro en los años que vienen? Si es así, puede que tengas al que buscas y si vale la pena casarse con él.

Él es más que honesto

Si descubres un aroma de deshonestidad, cuidado! Si un hombre necesita mentir, eso es un indicio revelador de su carácter y de su salud emocional. En otras palabras, no vale la pena casarse con él. Esto puede indicar inseguridad real y falta de integridad, o la falta de normas morales. Y si la mentira aparece constantemente mientras tienen citas siendo novios, es posible que esto empeore durante el matrimonio.

Por otro lado: Un hombre que constantemente dice la verdad, es un hombre que no tiene nada que ocultar. Este es el tipo de persona con el que yo diría que si vale la pena casarse con él.

Es justo en las peleas (la mayor parte del tiempo)

Te explico de que se trata. Después de estar casado por más de 5 años, puedo decirte que las discusiones son parte de cada relación. Claro que habrá días en que el ambos saldrán de la casa molestos, pero debemos recordar las discusiones deben terminar, ya sea con un acuerdo, un compromiso o una solución para sacar la relación hacia adelante.

Pero al final del día, él debe luchar justamente – no enojarse con cada desacuerdo, no siempre sentir la necesidad de tener la última palabra o caer al nivel de decir insultos en lugar de tener un debate maduro.

Si tu hombre puede luchar justamente al menos la mayor parte del tiempo, es una buena señal de que vale la pena casarse con él.

Entonces, ¿adónde estás? ¿Estás dejando pasar los “8s” por ver si encuentras al mítico “10”? ¿Está apuntando a la luna y no estas dispuesta a aterrizar en una estrella?

¿Que te parece este artículo? ¿Como te hace sentir, que piensas? Déjamelo saber en los comentarios.

Si dos personas andan juntas,
es porque están de acuerdo.

Originalmente publicado y adaptado de Dale Partridge