¿Te gustaría poder viajar al pasado? Desde pequeño me gustaba soñar que viajaba a otras épocas y veía hechos históricos y otras cosas que pasaran tal y como pasaron, es decir, cosas realistas y no cómo la historia la cuenta.

Pero también pienso que sería genial poder viajar al pasado para hablar conmigo mismo, y decirme algunas cosas realistas que me hicieran aterrizar cuando estaba en mis años de adolescencia, que me quitaran la preocupación por cosas que al final no valían la pena y que pusiera más empeño en otras que si lo valían.

Hoy quiero compartir contigo:

5 Cosas realistas que me diría a mi mismo cuando tenía 17


La vida solo se pondrá más difícil, pero vos también te harás más fuerte

Los problemas que tenía a los 17 eran difíciles, y para esa época en verdad lo eran, pero ahora veo que los problemas en la vida no se mantienen igual, suben de nivel, estas son de las cosas realistas que nadie te dice, pero también una cosa es cierta, con el tiempo he aprendido a lidiar con mayores problemas, cosas que han venido a mi vida que no esperaba y que también en su momento han sido difíciles, y he visto como me he adaptado, aprendido y superado todos esos problemas.

Así que, mi querido mi mismo de 17 años, la vida siempre te dará problemas, pero vos también estarás en otro nivel.

Valora la belleza interior, pero cuida tu salud

Lo que realmente vale de una persona son su amabilidad, honestidad, lealtad, entre otras buenas cualidades, siempre aprecia y atesora las personas por esos valores, sé ese tipo de persona, pero también ponle atención a lo que le pones a tu cuerpo.

Desde que estuve en la universidad y ahora en mi vida de casado he ganado mucho peso, y realmente nunca ha importado mucho, pero entiendo que mi salud puede comenzar a verse afectada por esto, nunca le creí a la gente cuando me decían que “después” sería más difícil desarrollar buenos hábitos saludables, hoy veo que es verdad.

Se la mejor persona que puedas ser, sonríe, ayuda, sé amable, honesto y leal, pero no te dejes llevar demasiado por la pizza y las hamburguesas.

No le vas a caer bien a todo el mundo y algunos hasta te juzgarán. Pero en realidad no importa

Por años viví creyendo que guardar siempre una buena imagen, agradarle a todos y ponerle atención a la opinión de los demás era muy importante al grado que determinaba mi vida, pero poco a poco he ido aprendiendo que realmente no le puedo caer bien a todo el mundo, mucha gente me juzga(rá), y eso no va a quitar el sueño, en serio.

No le des tanta importancia a lo que los demás digan de ti, aprende a escuchar las voces que importan, si importa lo que tu familia y amigos piensen de ti hasta cierto grado, ellos quieren lo mejor para ti, pero no todo le mundo.

A veces las personas están tan aburridas con sus vidas que les gusta meterse en la de otros, y aunque no hagas nada, ellos siempre hablarán, no sé, quizá sea por cuestiones de auto-estima, o que se yo, pero como que les da satisfacción hablar mal de otros.

Lo que si te puedo decir, es que si la gente va hablar de ti, haz que valga la pena.

Tener éxito en la escuela no se traduce a éxito en la vida

Durante mi tiempo estudiando siempre me destaqué de una u otra forma, sin ánimos de presumir, pero me iba bien en la escuela, pero también vivía frustrado porque aunque tuviera un 10 en matemáticas, no sabía como clavar un clavo o hacer tareas “de la vida”. Era de esas cosas realistas que tenía que superar de alguna forma.

El punto es, haz tu mejor esfuerzo en la escuela, consigue buenas notas, siempre cumple con tus tareas y no hagas trampa en tus evaluaciones, pero recuerda que no eres una nota, o un número, no eres lo que una libreta de calificaciones pueda decir, eres más que eso.

Aprende un poco de todo, no te compliques demasiado porque no sacaste el 10 que querías, aun recuerdo la primera vez que me saqué un 4, parecía el fin del mundo… creo que soy el único que lo recuerda. No te preocupes si no sabes la formula para encontrar la distancia entre la tierra, la luna y el sol, a la larga, es probable que no lo necesites, a menos que eso sea lo que decidas estudiar, entonces si memorízalo. 😉

Todas tus decisiones tienen consecuencias. No importa si tenés 17 o 70

Tal vez tener 17 años parezca que todavía estás joven, y que eso de las “decisiones” no va contigo.

Hace algún tiempo leí una frase con la que estoy completamente en desacuerdo, decía así: “Para ser viejo y sabio, necesitas ser joven y estúpido”. Lo siento pero NO estoy de acuerdo, no necesitas ser “estúpido” para aprender y tomar buenas decisiones, yo he aprendido mucho de ver las experiencias de otros y aun así he cometido muchos errores que al final me han enseñado por las malas.

Cosas realistas #1: Todas las decisiones que tomes tienen consecuencias que te afectarán a la larga. Piensa por un momento, estás adonde estás por las decisiones que tomaste, las consecuencias pueden ser malas o buenas. Lo genial es que fueron cosas que vos querías elegir. Así que asegúrate de tomar decisiones inteligentes.

Sé que sería genial poder volver al pasado, recordar viejos y buenos momentos, ver sucesos históricos y cosas por el estilo, pero también sería lo máximo visitarte a ti mismo cuando tenías cierta edad para poder consolarte y decirte: Todo estará bien, poder llegar y darte un abrazo cuando nadie te lo dio y evitarte tomar una decisión que marcaría tu vida para siempre, pero hablando de cosas realistas, eso no es posible, por eso hoy debes comenzar a tomar buenas decisiones, hoy es el día que necesitas comenzar de nuevo si es necesario, hoy es el día que puedes comenzar a construir tu futuro dejando el pasado atrás y poniendo tu fe en Dios quien tiene buenos planes para ti.

¿Qué cosas realistas te dirías a ti mismo si pudieras viajar al pasado? Dímelo en los comentarios.

Idea adaptada de Thought Catalog