Nuestras creencias son muy importante para definir el rumbo que nuestra vida lleva, la cuestión aquí no se trata sobre si crees o no, se trata de en que estás creyendo. Hay algunas mentiras tóxicas que se nos han vendido como verdad pero que en realidad solo nos mantienen estancados en una vida ordinaria.

Hoy quiero compartir contigo algunas de las mentiras tóxicas que durante mucho tiempo yo creí y que he visto que también muchas personas creen, pero es hora de conocer la verdad y que nos libere de esas trampas.

5 Mentiras tóxicas que debes dejar de creer

Mentiras tóxicas que arruinarán tu vida

Perfección es igual a éxito

Durante mucho tiempo yo luchaba por ser “perfecto” —creía que esa era la manera de lograr tener éxito—y aunque de cierta forma uno siempre sabe que la perfección está lejos de nuestro alcance, pero yo siempre me esforzaba porque todo saliera de la mejor manera, no hay nada malo con hacer tu mejor trabajo, el problema está en obsesionarte por ser perfeccionista y que si no haces vos las cosas, nadie más las puede hacer y que solo uno puedo hacerlo todo, etc.

Pero el éxito en la vida realmente no está en que todo sea perfecto, de hecho, me di cuenta que cada vez que algo no salía como yo quería, solo lograba frustrarme, deprimirme y al final me quedaba peor de como estaba porque las cosas no eran perfectas.

Esta es una de las mentiras tóxicas que te van a llevar al fracaso, decepción y a la depresión, el éxito no se mide por lo perfecto, se mide por entender que aun en las imperfecciones, puedes disfrutar, aprender, conocer más y seguir creciendo, sin presionarte porque todo sea perfecto.

Mi valor depende de lo que otros opinen de mi

Yo tenía serios problemas de auto-estima que maquillaba con buenas notas en la escuela y con un “buen” comportamiento como hijo, pero realmente por dentro estaba muy inseguro de mi mismo, y siempre procuraba hacer las cosas mejor porque así las personas me tendrían en una muy alta estima, el problema es que aunque otros me miraran con buenos ojos y tuvieran buenas opiniones de mi, yo siempre sentía que no era suficiente y que en realidad no valía tanto como para ser feliz o para tener una vida plena.

5 Mentiras tóxicas que debes dejar de creer

Ahora entiendo que realmente mi valor no depende de lo que otros piensen, mi fe y mi carácter se han fortalecido y eso me ha ayudado a entender donde realmente está mi valor.

La gente feliz nunca está triste

Algo con lo que he luchado durante mucho tiempo ha sido la depresión, desde pequeño crecí rodeado de ejemplos depresivos y de una u otra forma el pensamiento negativo siempre me rodeó, esto me llevaba a ponerme muy triste y molesto por muchas cosas, incluso me molestaba ver a otros felices, inconscientemente supongo que yo quería ser feliz pero no podía y como yo no podía no quería que nadie más lo fuera.

Con el tiempo he ido descubriendo que realmente si soy feliz, que he logrado mucho en mi vida, que las metas que he me propuesto las he alcanzado y que a pesar de las dificultades siempre he tenido la oportunidad de cambiar mi realidad, y que aunque a veces me he sentido triste por cualquier motivo, realmente esto no significa que no sea feliz, claro que si lo soy!

No dejes que las mentiras toxicas como que para ser feliz no tienes que sentir tristeza, sigues siendo humano, tus sentimientos están ahí, y al final la felicidad no es un destino, es un viaje, y en ese viaje a veces se ríe y a veces se llora, pero igual se es feliz.

Si tengo dinero estoy bien

Una de las mentiras tóxicas que con mayor frecuencia aprendemos en nuestra sociedad, es que el dinero da la felicidad, y claro, todos sabemos que no es cierto, pero igual seguimos persiguiendo el dinero como si de verdad fuera a darnos algo más que posesiones materiales.

Si bien es cierto que el dinero ofrece cierta libertad, es decir, no es lo mismo ir a estudiar con la barriga vacía que cuando has comido bien, o irte al trabajo con suficiente dinero para tus necesidades y no solo con el pasaje, pero he aprendido que el dinero es una herramienta únicamente, no es una meta de vida ni tampoco es un determinante para mi bienestar en general, no necesitas dinero para las cosas que realmente importan en la vida.

El dinero es tu siervo, no tu amo, pero cuando le das más importancia al dinero, cuando lo llegas a “amar” entonces las cosas se complican.

Los seres humanos entre más tenemos más queremos, somos codiciosos y avaros, pero eso debe cambiar, porque entonces cuando te des cuenta que “no tienes dinero” creerás que estás mal y que debe haber algo malo por lo que no tienes dinero.

Tu bienestar no depende de si tienes o no dinero, no te afanes acumulando riquezas, ni te obsesiones con ellas (Proverbios 23:4), más bien contentate con lo que tienes y confía en Dios — Hebreos 13:5

Yo “siempre” o “nunca” seré esto

Hay un refrán en mi país (El Salvador) que dice así: “El que nace para maceta, no pasa del corredor“.

Una de las mentiras tóxicas más graves es creer que nosotros nunca podremos llegar a ser alguien mejor o que siempre seremos los mismos perdedores que creemos que somos ahora.

Esto es mentira.

Cuantas veces he oído a padres decir de sus hijos: — Es que mi hijo es “rudo” para las matemáticas, El no trae para eso, etc. Y cuantas veces te has dicho a vos mismo: — “Es que yo no soy bueno para X tarea” o “Es que yo siempre voy a hacer esto o voy a terminar aquí”.

Dejame decirte que tu futuro no está escrito en piedra, que uno siempre puede cambiar su realidad, siempre y cuando decidas hacerlo. Claro a veces hay que esforzarse un poco más, ser consciente de la realidad y tomar decisiones sabias para lograr estar en una mejora constante, pero no puedes seguir creyendo esa mentira, cree en la verdad.

Lo que creemos es importante a la hora de definir nuestro rumbo de vida, no se trata de si creemos o no, sino más bien en qué creemos, yo sé que las mentiras tóxicas se aferran a nosotros y cuesta dejarlas ir, pero la buena noticia es que nosotros podemos cambiar nuestro destino, el futuro de nuestras vidas, confía en Dios y permite que El pueda moldear tu vida, asegurar tu futuro y hacer de ti una nueva persona dejando el pasado atrás 2 Corintios 5:17.

¿Qué opinas? ¿Has creído alguna de estas mentiras?¿Cómo lograste librarte de ellas? Déjame un comentario o buscame en facebook y twitter y platiquemos.

No te olvides de compartir con tus amigos.