Yo nunca he sido un “fan” de todo esto del año nuevo. Si lo vemos de una forma simple y fría, realmente solo se trata de el fin de un día para otro, una fecha nada más. Sin embargo, terminar un año y comenzar otro es para nosotros como el fin e inicio de un ciclo, como una nueva oportunidad de volver a empezar y hacer bien las cosas esta vez, no es que no se pueda hacer eso en cualquier momento, es que nos gusta creer que hay cierta “magia” en iniciar el año nuevo con propósitos y buenos deseos, y creo que puede que haya algo de cierto en esto.

Cuando comenzamos un nuevo ciclo, como este año nuevo, siempre es bueno que nos tracemos metas, que tengamos un propósito más allá de simples buenas ideas que abandonaremos en los primeros 3 meses. Hablo de cosas que de verdad añadan a tu vida.

Pero antes que hablemos de deseos y propósitos de año nuevo, quiero que te plantees las siguientes preguntes para descubrir si realmente lo que estás planeando vale la pena o si solo son las emociones, a lo mejor ya hiciste tus propósitos, pero siempre puedes echarles un vistazo y re-escribir tu propia historia en cualquier momento.

5 Preguntas para un año nuevo bueno y exitoso

Antes de escribir tus propósitos de año nuevo, hazte estas preguntas

¿Esto es útil?

Es muy fácil gastar mucho tiempo en cosas que realmente no importan tanto. Pasar horas, días o incluso semanas estando enojado con alguien, repitiéndote un error o fracaso en la mente de uno o insistir en algo negativo y sintiéndose más y más como una víctima.

Así que trato de hacerme esta pregunta tan seguido como pueda para cuestionar y confrontar mis propios pensamientos. Para rescatarme y levantarme  cuando me quedo estancado en pensamientos negativos que dan vueltas y vueltas por mi cabeza.

Este año nuevo no dejes que lo que no sirve se quede en tu vida, sácalo.

Si haces esto vas a:

  • Sufrir menos.
  • Perder menos tiempo en dar vueltas en lo mismo.
  • Pasar más de tu tiempo buscando una solución práctica.

¿Que es lo más importante que puedo hacer en este momento?

Si alguna vez te pierdes en lo que haces en tu día, semana y en tu vida, esta pregunta puede ser de mucha ayuda.

Tal vez no siempre te de la respuesta que quieres, porque quizá lo más importante que tengas que hacer ahora mismo puede ser una de las cosas más difíciles que puedas hacer.

Pero si estoy seguro que te ayudará a poner las cosas en perspectiva y a enfocarte en las pocas cosas que de verdad importan en cualquier área de tu vida.

Y si en este año nuevo, se vuelve demasiado difícil comenzar con lo anterior, entonces solo debes preguntarte…

¿Cual es un pequeño paso que puedo tomar ahora para que las cosas comiencen a suceder?

No siempre es fácil comenzar, sobre todo porque en el año nuevo a veces nos gusta dar grandes saltos queriendo lograr todo al siguiente día, y las cosas no siempre suceden así.

Por eso esta pregunta es una de mis favoritas cuando quiero comenzar algo, o si quiero retomar algo que haya dejado de hacer. Esto es porque hace las cosas más fáciles. Hace que se sientan más ligeras.

Esta pregunta me evita que deje las cosas para después (que es casi a igual a nunca hacerlas) y me ayuda a evitar daños colateral al dejar a un lado mis metas como sentirme ansioso o deprimido por no completar lo que me propongo y por supuesto me ayuda a invertir mi tiempo en cosas productivas.

¿Hay alguien en este planeta pasándola peor que yo?

Pues, para ser honestos, la respuesta es simple: Si.

Muchas veces pensamos que somos los únicos con problemas, con dificultades y se nos olvida que hay personas que están pasando por circunstancias mucho más adversas a las nuestras. Yo no me hago esta pregunta para restarle importancia a lo que me pasa, pero si para sacarme de esa parte negativa que a veces que cree que la situación que esté viviendo es la peor de todas.

Todo pasa, tanto lo bueno como lo malo, este año nuevo debes comenzarlo teniendo en mente que solo porque la situación en la que terminaste el año no era la deseada, significa que ahora todo tu año y tu vida seguirá igual.

Las cosas cambian, tu cambiarás. Pero esto no pasa de la noche a la mañana, pero si debe haber un deseo de mejora constante.

¿Va a importar esto en 5 años, o 5 semanas?

Para ponerlo en palabras más sencillas:

Déjalo ir. Si, esos sentimientos negativos, esos pensamientos que te hunden, esas cosas que sabes muy bien que no valen la pena.

En lugar de hacer de una hormiga un elefante, busca una solución saludable desde una perspectiva más feliz.

A veces nos quedamos estancados en cosas que al cabo de unos días ya no importarán, así que para que comiences bien tu año nuevo no te aferres a aquello que no importará en 5 años o aun si no importará la siguiente semana.

Conclusión:

“Otro año ya se ha ido, cuantas cosas han cambiado, algo hemos aprendido, y algo hemos olvidado…” — Así dice la estrofa de una conocida canción  y la verdad es que con cada fin e inicio de año es como si un viejo ciclo se cerrara y otro nuevo se abriera, sin duda que algo aprendemos y algo olvidamos, pero aquello que vale la pena asegúrate siempre de atesorarlo y lo que no, simplemente deséchalo.

Y tu, ¿Que nos podrías aconsejar para que este año nuevo lo comencemos de la mejor manera con éxito y siendo más buenos con nosotros mismos?

Gracias por leerme y te espero en mis redes El Diario Positivo en FB y @Positivo_sv en twitter.

Adaptado de The Positivity Blog