En una cultura donde los matrimonios rotos son lo normal, se tiene que colocar mayor peso en asegurarse que el escenario esté listo para tener una relación exitosa.

Unirse en matrimonio con alguien es una gran decisión, en serio, no es para asustarte pero… es para TODA la vida. Lo bueno es que si tomas la decisión correcta antes de casarte, será lo mejor que hayas hecho para comenzar a vivir de verdad.

Muchas personas desconocen lo que el matrimonio realmente es, o tienen una idea dependiendo de lo que hayan visto en sus padres o con quienes crecieron, pero la verdad es que cada relación es diferente, no hay un molde en el que las parejas casadas encajen, por eso, antes de casarte debes contestar honestamente las siguientes preguntas.

5 Preguntas que debes contestar antes de casarte


¿Estas listo/a para entregar tu vida?

Esta pregunta se hace y responde cada día – no sólo en el altar. Uno de los más grandes retos que los recién casados pueden encontrar es no poder hacer todo lo que quieren cuando lo quieren.

Ya no puedes tomar una siesta por puro capricho; uno no puede volver a la casa cuando quiera; y no puedes tomarte un tiempo a solas cuando te de la gana. Considera que pasarás gran parte de tu vida intima (no hablo de sexo) junto a alguien más, básicamente tendrás que enfrentar al egoísmo.

Cuando te casas, ya no sigues viviendo conforme a tus mejores intereses como prioridad. Los intereses de tu cónyuge son tus nuevas prioridades desde el momento que dices “Si, acepto“. Así que antes de casarte, piensa bien si quieres entregar tu vida.

Esto no es necesariamente algo malo, pero si es algo que debes considerar, ya que, así como las esposas deben honrar a sus esposos, los hombres también deben amar a sus mujeres al grado de dar sus propias vidas por ellas. Efesios 5: 21-31

¿Tienes la bendición de los padres de ambos?

Hay un viejo adagio que dice: “No solo te casas con tu esposo/esposa, sino que también con su familia”, y esto, es muy cierto.

Sé que a veces los padres puede que no sean los que más felices estén por que algunos se apegan mucho a sus hijos y no quieren que estos se vayan de la casa, al menos en latinoamérica es así, cada cultura es distinta.

Pero contar con la bendición o aprobación de los padres es vital para tu vida en el matrimonio, y esto se da antes de casarte porque no solo tiene efectos a corto plazo sino que se extiende por años, e incluso tus hijos podrían verse afectados de una u otra manera.

Asegúrate que cultivar buenas relaciones con los padres de tu novio/novia, no son tus padres, pero valóralos igual porque a la larga es mejor tener un apoyo en ellos que un enemigo, si por alguna razón ellos no están de acuerdo con la decisión de casarse, diles que esperarás a contar con su bendición, dales un tiempo razonable para que puedan pensarlo. El valor de este sacrificio de tu parte pagará con buenos dividendos por toda la vida.

¿Hay más en tu relación que solo atracción/afección física?

Hay muchas parejas que se dedican a formar un lazo emocional fuerte basado solo en la relación física que nunca se han molestado en ver que otras cosas pueden haber.

¿Cómo están en el área espiritual, pueden verse ambos en esta área? ¿Disfrutan de la compañía del uno y el otro? ¿Te sientes retado por la otra persona? ¿Confías en el/ella completamente con todo tu corazón? ¿Están en la misma órbita en cuanto a las expectativas del futuro? ¿Tienen disciplina? No te cases con alguien solo porque te gusta la idea de estar con alguien durante toda tu vida o porque tienes miedo que no encontrarás a alguien más si termina la relación. Elegir a la persona adecuada para ti es esencial. Antes de casarte debes aprender a ver más allá del atractivo físico, porque la vida va más lejos de solo la apariencia.

¿Es el tiempo correcto?

En la emoción de conocer a una persona que piensas que puede ser con quien quieras pasar el resto de tu vida, es fácil pensar que la mejor acción que puedes tomar es caminar hacia el altar tan pronto como sea posible.

Hay varios factores a tener en cuenta al considerar el tiempo. ¿Están financieramente en condiciones de comenzar una nueva vida juntos?

En nuestra cultura es muy común vivir con los padres lo más que se pueda, he conocido gente que aun se casa y se van a vivir con los padres… hay un dicho por ahí que reza: “El que se casa, casa quiere.” Y aun peor, personas que se quieren casar y ni siquiera tienen un trabajo estable, en serio, en la vida dentro del matrimonio los padres ya no llegarán a hacerte el desayuno ni deberían pagar tu renta.

Deben conocerse más allá de los sentimientos bonitos, tienen que ver como logran construir una vida juntos antes de casarse, por ejemplo, cuando le propuse matrimonio a mi esposa y ella aceptó, antes de poner una fecha, nos dimos a la tarea de buscar casas en varios lugares, vimos quizá unas 15 propiedades y al final nuestra meta era: “Le pondremos fecha a la boda, si nos sale la casa.” Tomó casi un año encontrar el lugar correcto, pero cuando se dio, sabíamos que ya era hora de ponerle fecha a la boda.

La situación es diferente para todos, pero la última vez que revisé, a las mujeres les gusta la seguridad y la estabilidad, y que te lleguen a cortar la luz por no pagar añade un estrés innecesario a tu relación, que tu bebé se quede sin leche por no poder comprar, tampoco es una experiencia deseada.  Así que antes de casarte, pregúntate si es el tiempo correcto.

¿Te casarías con esta persona si él/ella nunca cambiara?

Hay algo que tu novio/novia hace que te molesta? ¿Que tal si nunca cambia? Estarías de acuerdo con eso… durante TODA la vida, o eso podría hacer que tu matrimonio se termine?

Una creencia común es pensar que el matrimonio hará que los problemas se vayan, que es como la varita mágica que va a arreglar por arte de magia los imperfecciones de una persona y de una relación… piensa otra vez.

Antes de casarte debes saber que la verdad es que el matrimonio no minimiza los problemas, a veces los engrandece. Si dejas a los problemas a un lado estos solo crecerán y se intensificarán en el matrimonio al punto que pueden explotar. Así que tómate el tiempo de examinar cada esquina de tu relación y sé honesto sobre cualquier flaqueza en el carácter o que puedan ser potenciales asesinos de tu relación. Si hay alguno, no des el siguiente paso hasta que te hayas ocupado de estos.

Con mi esposa llevamos más de 5 años de casados, sabemos que aun estamos comenzando, pero en este tiempo hemos visto como cada uno saca lo mejor, y lo peor, de si mismo, es la verdad, nadie es perfecto, pero nuestra fe ha sido clave para sostenernos en los momentos difíciles y saber que luchamos no necesariamente el uno contra el otro sino que nuestra lucha va más allá de lo que vemos.

Nuestra cultura nos está enseñando que los matrimonios rotos son la norma, que por lo menos el 45% de las personas que se casan terminarán divorciándose, pero esto no tiene que se tu norma, no tiene que ser tu destino, no te casas pensando en el divorcio, antes de casarte necesitas dejar que Dios sea el centro de tu matrimonio, conocer cual es Su plan para la vida de ambos y porqué Dios diseñó el matrimonio de la manera que lo hizo.

¿Cuales otras preguntas crees que son importantes de hacer antes de casarte? Déjame un comentario.