Las malos amigos echan a perder las buenas costumbres, dice Pablo en 1 Corintios 15:33, pero yo pensé que esas palabras no aplicaban a mi… o al menos eso pensé.

Tener amigos es bueno, todos queremos amigos, pero a veces algunas de las personas con las que nos juntamos parece que no son tan “amigos” como creíamos, es más, resulta ser que son peores que los enemigos.

Tus amigos te pueden desafiar a lograr cosas que nunca imaginaste. Pero, si los dejas, tus amigos también podrían echar a perder tus sueños.

Todos hemos tenido amigos que de una u otra forma nos han influenciado, y con lo que estás a punto de leer no quiero decirte que rompas tus lazos de amistad con cada persona que muestre alguna de estas cualidades, pero si debes comenzar a considerar seriamente quienes son las personas que te moldean. Los amigos perfectos no existen, pero debes asegurarte que esta clase de amigos no sean quienes te enseñen a vivir la vida, tal vez no directamente, pero créeme, de una u otra forma los amigos nos influencian.

6 Amigos que arruinarán tu vida

Ten cuidado con quien influye en tu vida


Amigo #1: El que te dice lo que quieres oir

Estos amigos dicen exactamente lo que tu quieres que digan. Hacen exactamente lo que quieres que hagan. En palabras simples, son “aduladores” no amigos. Los aduladores piensan aquellos a quienes siguen son la ultima soda en el desierto.

Estos amigos realmente no te aman. Se enamoran de algo que tienes: popularidad. Como luces. Tus habilidades atléticas, etc. Pero realmente no están preocupados en retarte a que seas el mejor hombre o la mejor mujer que puedas ser.

Los amigos cercanos que te aman y quieren que tengas éxito señalarán tus inconsistencias. Tal vez no disfruten hacerlo. Pero, con amor y gracia, entran en conversaciones difíciles porque no pueden soportar ver que continúes por un camino que podría llevarte a la destrucción.

Amigo #2: El que no tiene ambición

De alguna manera la palabra “ambición” en nuestro contexto latino se ha tergiversado, realmente nosotros debemos ser ambiciosos, no conformistas, hay una diferencia entre estar contento con lo que se tiene y otra entre ser conformista.

Hay una frase de Francis Chan que dice:

Esta clase de amigos no es que no tengan ambiciones, el problema es que ambicionan lo que realmente no tiene mucha importancia — como terminar dos temporadas de tu serie favorita en un solo día. O si les mencionan el “Play o XBox”, películas, o los planes para divertirse el viernes por la noche saltan como mi gato cuando algo lo asusta.

Pero si les mencionas cosas como ayudar en la comunidad, servir a otros, formar grupos de estudio o asistir a un grupo de oración, parece que le estás hablando a una pared.

Rodéate de personas que quieran hacer del mundo un lugar mejor. Rodéate de personas que quieran hacer bien las cosas en las áreas que importan.

Amigo #3: Quiero toda la atención para mi

El que importa aquí soy yo! Todo. El.Tiempo. ¿Has tenido amigos así?

Estos amigos están llenos de celos y amargura, son extremadamente inseguros. Y esto los identifica aun más: Sus vidas están llenas de drama. Parece que vivieran en una telenovela y la mayoría de sus amigos no tienen ni idea porque el drama siempre los sigue.

Aquí está porque: Estos amigos venden su alma a los dioses de la atención deseando ser el centro de atención. Esos dioses son despiadados, te piden todo y luego solo te desechan por su próxima victima una vez han destruido tu dignidad y valor.

Estos amigos son tóxicos porque siempre son los que se roban todo. Se roban tu energía, tu alegría, tu tiempo. Y nunca celebrarán tus éxitos, no pueden, los dioses del centro de atención no les permiten celebrarte nada, esto significa que siempre te mandarán al asiento trasero.

La amistad verdadera es un proceso de dar y tomar. Los amigos deberían poder celebrarte. Deberían sentirse bien de sentarse en el asiento de atrás contigo, deberían estar dispuesto a escucharte.

Amigo #4: Todos los demás lo hacen

El amigo “todos los demás lo hacen”  siempre justificará cada una de sus acciones. Nada es su culpa

“Si, yo lo hice pero Carlos me obligó a hacerlo”, “Fue Juan quien mandó el mensaje, yo solo lo escribí, así que es su culpa.”  — Ves la idea verdad? Estos amigos no solo se niegan a aceptar la responsabilidad de sus acciones, sino que también se niegan a defender lo que sea. Ellos simplemente van con la corriente, si la gente lo hace, ellos lo hacen.

Esto es por lo que son tóxicos: Ya que ellos siempre van con la corriente, te van a animar a que tu lo hagas también. Como se niegan a tomar responsabilidad de sus acciones, te van a animar a que hagas lo mismo.

Necesitas amigos que tengan confianza en su identidad y en sus convicciones, porque solo toma unos momentos de debilidad para uno de estos amigos te lleven por un camino por el cual nunca pretendiste viajar.

Amigo #5: El que ve lo peor en todo

Vivimos en un mundo adonde el cinismo parece venir por “default” en la mayoría. Es raro encontrar a alguien quien mire el mundo a través de lentes positivos. Aun muchos líderes que se supone sean “positivos” o predicadores, me incluyo a mi mismo a veces, presentamos a Dios como a alguien enojado y cínico que no puede esperar para destruir el mundo.

Pero esa no es la postura de Dios por defecto. El mira al mundo a través de los lentes de la restauración, redención y esperanza, y no podrás ver al mundo a través de estos lentos a menos que tengas una visión mundial optimista.

Las personas negativas son exhaustivas. Se roban tu vida y entusiasmo y los tiran por el excusado. Te dejan sintiéndote como si el mundo, en general, y en tu vida en particular, no tiene esperanza.

Si estás pasando demasiado tiempo con estos amigos que te llevan más y más profundo en el cinismo y la desesperanza, tal vez sea hora de considerar ir dejando a un lado esas relaciones.

Amigo #6: El que no sabe cómo perdonar

Estos amigos siempre llevan una lista de las personas que los ofenden, los avergüenzan o muestras quienes son realmente. Gastan mucho de su energía y tiempo buscando venganza. Tiene todo un mar de amargura y resentimiento ahogando cualquier noción de perdón y gracia.

Estos amigos son buena onda contigo hasta que haces algo que los achique. Entonces ya te ponen en su lista junto con todos los demás. Parece que la gracia es corta para ellos, quieren que Dios tenga misericordia de sus vidas, pero ellos no creen que Dios espera que ellos extiendan el mismo nivel de gracia y perdón hacia los demás.

Hoy en día es raro encontrar amigos que sean buenos modelos de perdón y que se nieguen a contruir una pared de amargura en sus corazones, así que si encuentras a un amigo que de verdad modele el perdón basado en lo que Jesús nos enseñó, quédate con ellos.

Elige sabiamente a tus amigos. Ellos impactarán quien eres en el presente y en quien te convertirás en el futuro.

Como dijo Pablo, las malas amistades corrompen las buenas costumbres, y a veces hay amigos con los que no necesitas enemigos, por eso debes comenzar tu por ser un buen amigo, aprende a perdonar, a aceptar y enseñar a otros con amor, modela cómo debe ser un buen amigo y rodéate de personas que también puedan hacer de ti una mejor persona.

¿Qué otras clases de amigos crees que pudieran arruinar nuestras vidas? Dímelo en los comentarios.

Originalmente publicado y adaptado de Relevant Magazine