¿Alguna vez te has sorprendido al descubrir que una simple actividad te levanta drásticamente el estado de ánimo? A veces son las cosquillas de un buen amigo lo que te saca de tu pijama. Otras veces puede ser simplemente despertarse temprano (cuando habitualmente duermes hasta tarde) para agarrar la primera luz del sol.

Durante el paso de los años, he luchado con pequeños ataques de ansiedad y depresión, a veces nos sentimos tristes, decepcionados y esto nos lleva a la ansiedad, es difícil, pero quiero que sepas que hay pequeñas, sencillas y hermosas maneras que nos ayudan a escapar de ese sentimiento de estar decaído y sin esperanza.

Todos tenemos días malos, pero una cosa es verdad; no hay nube tan oscura que el resplandor del sol no la atraviese.

Hoy te dejo 9 maneras sencillas para vencer la depresión:

Duerme y no te sientas culpable por hacerlo

El sueño no es un lujo, es una necesidad. Aquellos que son noctámbulos o que padecen de insomnio son 10 veces más propensos a tener depresión que sus contra-partes bien descansados. Sé que esto es cierto para mí. Cuando estoy cansado, estoy más emocional. Cuando he descansado, estoy con un humor más balanceado, menos propenso a actuar irracionalmente. (Mi esposa aprecia mucho cuando logro tener una buena noche de sueño.)

Conéctate de nuevo con tus amigos

9 Maneras sencillas para vencer la depresión

Rodeate de gente que puedan hacerte reír cuando ni siquiera tienes ganas de hacerlo. Lo peor que puedes hacer durante la depresión es aislarte del resto del mundo. Aunque pienses, “no tengo nada que dar. No tengo energías para conectar con nadie en este momento!” Créeme, eso no es cierto.

Estar cerca de otras personas en verdad energiza y revitaliza nuestras almas. Nos da la energía para lograr pasar ese día. Entre menos interactues con la gente, más larga sera la duración de tu depresión. Así que piensa en los mejores momentos de tu vida y conectate de nuevo con esa gente.

Evita las bebidas alcohólicas

No quiero dictar tu manera de vivir, pero hay de lo que estoy muy seguro, el alcohol es un gran depresivo, te va a poner en bajón. Si estás luchando con la depresión, deja de beber por un tiempo y ver si hace alguna diferencia en tus estados de ánimo y emociones.

Escribe en un diario al menos 3 veces por semana

Trata de practicar esta disciplina durante un mes. Las personas más saludables son un reflectivas, no reactivas. Toman tiempo para procesar los altibajos del día y entender sus propias respuestas emocionales al estrés durante el día.

Comienza respondiendo estas tres preguntas: ¿Que te puso arriba el humor hoy? ¿Que te puso abajo tu humor? ¿De que te sientes emocionado para mañana? Son preguntas reflectivas, es decir, para reflexionar. No seas tan duro contigo mismo.

Mira sólo películas divertidas

9 Maneras sencillas para vencer la depresión

La risa es literalmente una cura para el alma. Cuando te ríes de verdad cambia la química en el cerebro, se liberan hormonas de la felicidad. La risa es un antidepresivo sin drogas. Aprovecha y te reunes con algunos amigos y ven “Son como niños”, “La boda de mi mejor amiga”, o una clásica como “Tonto y re-tonto”.

Cambia lo que oyes

¿Está deprimido porque estás solo? O estas pasando por una ruptura? Creo que probablemente lo mejor sera deshacerte de las “canciones de amor” de tu dieta musical. ¿Hay un tipo de música que levante el ánimo?  Escucha sólo ese tipo de música o sino mejor nada en lo absoluto. El silencio es oro (por un tiempo). Te da tiempo para pensar y reflexionar. Puedes trabajar en la sugerencia #4 mientras te haces una taza de café o té y disfrutas del silencio.

Encuentra una salida creativa

¿Que hace te hace motivarte a salir de la cama o levantarte del sofá? Puede que sea la escritura, pintura, jardinería, carpintería, fotografía o arreglar motocicletas. El único requisito es que sea creativo, que tengas que hacer algo con las manos. Debe ser físico y experimental.

Todo tu cuerpo debe estar involucrado, no sólo tu mente. La clave aquí es tener acceso a diferentes partes de su cerebro, además de la cognición, y el pensamiento, porque cuando estamos deprimidos, nos estancamos en ciertos patrones de pensamiento. A mi me encanta tocar mi guitarra y cantar.

Sé voluntario en algún lugar para ayudar a alguien menos afortunado

Sal del enfoque limitado y estrecho que se llama “yo-yo-y-solo yo.” ¿Cual es la mejor manera de dejar de pensar en ti mismo? Piensa en alguien más. Las personas felices son personas que sirven a otros. Cuando sirves a alguien que la esta pasando peor que tu, eso te recuerda que el vaso esta “medio lleno” (no “medio vacío”).

Sal y busca un lugar adonde se sirva voluntariamente a otras personas, sé que debe de haber algunos en tu ciudad, pregunta o busca en facebook, de repente encuentras algo con lo que te identifiques y aunque no lo creas, uno hace un gran cambio en la vida de las personas al ayudar, me gusta un refrán que dice: “Alguien está orando por las cosas que vos das por sentado”.

Tómate un tiempo para jugar

Los niños saben divertirse, hace algunos años escuché esta frase: “No dejamos de jugar porque nos hacemos viejos, nos hacemos viejos porque dejamos de jugar”.

Nunca es tarde para agarrar esa vieja bicicleta o balon de futbol o basketball, si no te inspira nada, ve al parque y mira a los niños jugar, sin ser “creepy” o parecer un pervertido claro. No te encajones creyendo que te verás como un tonto jugando, que importa, se tonto por un rato, sal a caminar, admira la naturaleza, sé espontáneo, piensa como un niño y comienza a divertirte.

¿Que actividades te han ayudado con la depresión? ¿Que sugerirías que podríamos agregar a esta lista? Déjame un comentario y comparte con tus amigos.

Dios mío, a ti te ruego y te digo:
«¡Tú eres mi refugio! ¡En este mundo tú eres todo lo que tengo!»
 ¡Atiende mis ruegos, pues me encuentro muy débil!
¡Líbrame de mis enemigos, pues son más fuertes que yo!
¡Sácame de esta angustia, para que pueda alabarte!