Mantenerte motivado no siempre es una tarea fácil, todos pasamos por esos momentos débiles en los que sentimos que ya no vale la pena seguir adelante, adonde simplemente queremos tirar la toalla.

Me ha pasado, pero he aprendido a que necesito motivarme cada día para retomar el camino que haya emprendido y cuando me doy ese pequeño empujón me doy cuenta que estaba tan cerca de lograrlo que rendirse de verdad no valía la pena.

Hace años aprendí que la motivación no viene del exterior, nadie puede mantenerte motivado, es algo que tu tienes que lograr, claro, muchas personas pueden inspirarte, darte palabras de aliento, pero al final depende de ti decidir continuar o rendirte, hoy quiero darte algunos consejos que puedes seguir para motivarte y seguir adelante hasta terminar tu carrera y no rendirte.

8 Consejos para mantenerte motivado cuando te quieres rendir


Recuerda porqué comenzaste y que tanto has logrado hasta hoy

Para mantenerte motivado en tus metas debes recordar porqué comenzaste en primer lugar. ¿Cual fue tu motivación inicial? ¿Qué te llevó a tomar la decisión de comenzar?

Has venido haciendo lo que hagas por una razón, un motivo, ya sea porque te cansaste de lo mismo, porque ya no querías estar igual, porque necesitabas un cambio o simplemente porque te diste cuenta que podías llevar una mejor vida. Y aunque quizá en este momento no lo puedas ver, pero eres más inteligente, más fuerte y más creativo de lo que eras cuando comenzaste. ¿Vas a tirar todo por la borda ahora?

Enfócate en todo lo que has logrado hasta hoy, yo sé que mantenerte motivado cuando las cosas no van como las planeaste no es fácil, pero has alcanzado tanto ya, aun los pequeños cambios hacen grandes diferencias, no te rindas, estás cada vez un paso más cerca de lograrlo.

Nadie dijo que sería fácil

Si lo que sea que querías hacer fuera sencillo, entonces todo el mundo lo hiciera, si solo se tratara de apretar un botón mágico y todo estaría resuelto, entonces por favor que me manden unos 10 de esos botones. Lo que vale la pena requiere esfuerzo, trabajo y dedicación.

No se trata de mantenerte motivado cuando todo va bien, se trata de mantener esa motivación cuando las cosas se ponen difíciles, a veces parece que no tenemos mucho progreso en lo que estamos haciendo, pero créeme, si vas progresando, pero seguir sentado en el sofá no te va a llevar a ninguna parte, levántate y camina que un paso a la vez te acerca más y más a tu meta, recuerda que la felicidad es un viaje, no un destino, cuando logres lo que te has propuesto, habrán nuevas metas, nuevos sueños e ideales, lucha por ellos y continua tu camino, al final verás que valió la pena.

Sigue tu propio camino

Los seres humanos tenemos la tendencia de siempre estarnos comparando, cuantas veces has pensado: “porqué a     nombre de persona aquí      le va bien y a mi no, estamos haciendo lo mismo, no?”

Cada persona es diferente, todos tenemos diferentes motivaciones, formas de ver la vida y de ver la felicidad y el éxito, si de verdad quieres mantenerte motivado y no rendirte, deja de compararte a otros.

Según John C. Maxwell, hay un principio en el liderazgo que el llama “La ley del tope“, en síntesis este principio nos dice que cada uno tiene diferentes fuerzas y limitaciones en el liderazgo, aplicándolo a nosotros, podríamos decir que mis fuerzas, mis límites no son los mismos de mi esposa, y los de ella tampoco los míos, por lo tanto tampoco tus fuerzas y tus límites no son los mismos que los de otra persona, es decir, solo porque “Juan” puede levantar 250lbs en el gimnasio no significa que yo lo pueda hacer, ¿puedo lograrlo algún día? Claro que si! Pero necesito esforzarme, aprender técnicas, practicar y no rendirme.

Yo siempre he dicho: “Si hay alguien haciendo algo en este mundo, yo también lo puedo hacer“… siempre aclaro, que no lo voy a hacer de la nada, necesito poner esfuerzo en aprender, desarrollarme y entonces estaré más cerca de lograrlo.

Para mantenerte motivado, no te compares con nadie, entiende cuales son tus fuerzas y limitaciones, trabaja para vencer esas barreras y crecer más cada día, pero sigue tu propio camino, no el de alguien más, de lo contrario te estarás disponiendo a fallar.

Sé paciente

La paciencia es clave a la hora de mantenerte motivado y positivo aun cuando las cosas no van como esperabas, me encanta esta frase:

La paciencia no es la habilidad de saber esperar, sino la habilidad de saber mantener una buena actitud mientras esperas.

Para mi, aquellos que lograr tener paciencia, son los que logran triunfar. Nuestra cultura cada día nos ha ido metiendo un sentido de urgencia, todo lo queremos para ya, ahora, no más tarde, en este momento, pero en realidad no todo es para ya, algunas cosas toman tiempo y se requiere mucha paciencia en el proceso no solo para saber esperar, sino para continuar con una actitud positiva y mantenerte motivado.

El obstáculo más grande es la impaciencia.

Elimina las distracciones

¿Qué fácil es distraerse verdad?

Uno de los principios fundamentales para la productividad es enfocarse, y para enfocarte necesitas eliminar todas esas cosas que te están distrayendo, todo lo que no te aporte o te robe el tiempo, perder la motivación es fácil cuando no estás enfocado y dejas que cualquier viento te mueva por todos lados, pero para mantenerte motivado necesitas eliminar las distracciones que no son productivas y no dejarte llevar por decisiones impulsivas.

Así como las distracciones sin propósito te alejan de tu meta, también cuando nos dejamos llevar y nos frustramos por aquellas cosas que no necesariamente están dentro de nuestro control, nos aleja del destino inicial, por eso:

Enfócate en lo que puedes controlar

¿Qué está dentro de tu control y que no? Esta pregunta es básica para no perderte en el camino y terminar desmotivado.

Si en tu viaje te encuentras con un obstáculo, analízalo, mira, si en verdad es algo que puedes controlar o no, esto es porque si lo puedes controlar, entonces haz algo, resuélvelo, pero si es un obstáculo del cual no tienes control alguno, entonces mejor sigue tu camino, si es necesario cambiar de ruta hazlo, pero que la meta sea la misma.

No pierdas tu enfoque, mantenerte motivado implica enfocarte en lo que tu puedes controlar, y lo que no, entonces hay un poder más grande en el cual puedes confiar.

Pide ayuda, consejo y guía

El “llanero solitario” ya no está de moda, te confieso que ni siquiera he visto la mas reciente película, pero hay una razón para eso.

Hay un proverbio africano que dice:

¿Qué significa esto? Yo entiendo que en nuestro viaje, es necesario que tengamos personas a las cuales podamos ir y pedir ayuda, gente que nos pueda dar un consejo cuando lo necesitamos y que nos ayuden a ser guías en esas aguas oscuras y valles de sombra y muerte, para esto necesitamos ser humildes y reconocer que a veces solos no podemos, el orgullo no ayuda en nada.

Si necesitas mantenerte motivado y no rendirte, habla con un amigo, pide consejo, sé humilde y sabio para saber reconocer y seguir los buenos consejos y sigue avanzando. Hasta Superman necesita ayuda de vez en cuando.

Ora

“La oración es un arma poderosa” – Si no me crees, pruebala.

Cuando pasamos por momentos difíciles en nuestra vida, y sentimos que ya no podemos más, aunque dejé este punto para el final, realmente es el primero que debemos tomar.

La oración no solo es para mantenerte motivado en tus fuerzas físicas, sino también en tus fuerzas espirituales, Dios ha prometido que si estamos cansados y cargados, que llevamos nuestras cargas a El y El nos hará descansar, esto a mi me da consuelo y alegría, saber que puedo confiar en que Dios obrará para mi es genial. Aun Jesús oró cuando se sintió sin fuerzas, Mateo 26:38-39, nosotros deberíamos hacer lo mismo.

Mantenerte motivado no siempre es una tarea fácil, todos pasamos por esos momentos débiles en los que sentimos que ya no vale la pena seguir adelante, adonde simplemente queremos tirar la toalla, pero hoy espero que con estos consejos puedes no solo mantenerte motivado, sino volver a encontrar ese propósito por el cual estás luchando, la vida no es fácil, pero nada que valga la pena lo es.

¿Qué otros consejos para mantenerte motivado nos podrías dar? Déjame un comentario, me encantaría saber de ti.