El amor es algo casi místico y mágico. Parece difícil de encontrar y tan delicado y al mismo tiempo llena cada aspecto de tu mente, cuerpo y espíritu. Es que así lo diseño Dios.

Amar es bonito, pero, ¿Qué sucede cuando ese amor no es recíproco?¿Qué sucede cuando después de tener una relación con alguien el “amor” se va y solo nos quedan pedazos de algo que pudo haber sido para siempre? ¿Cómo nos recuperamos de un corazón roto?

Una persona con el corazón roto a menudo lucha con sentimientos de impotencia; con la frustración de que las cosas no están dentro de su control para hacerlas como el o ella quiere.

Sé que no es fácil de entender al principio, pero a veces es mejor un corazón roto que una vida llena de frustración al lado de alguien con quien no se suponía que estuvieras.

Cómo recuperarse de un corazón roto: 9 Consejos


Recuperarse de un “desamor” o un corazón roto es muy parecido al proceso del duelo, así que la mayoría pasamos por las siguientes etapas:

  • Negación (“Este no puede ser el final, estoy seguro de que va a llamar.”)
  • Ira (“La odio.”)
  • Negociación (“Tal vez si me comporto diferente, las cosas funcionarán.”)
  • Depresión (“No quiero volver a amar de nuevo, así nunca sentiré este dolor de nuevo.”)
  • Aceptación (“Era. Y ahora, se acabó.”)

Somos seres humanos, y los sentimientos casi siempre traicionan a nuestra razón. Pero como alguna vez escuche una historia, todo en esta vida pasa, todo lo malo, e incluso aquello que llamamos bueno, al final se trata de saber aprender y disfrutar cada etapa de la vida.

Si quieres comenzar a sanar tu corazón roto por un desamor debes seguir los siguientes consejos:

Reconocer que tu amor y sentimientos eran reales

Solo porqué no duró no significa que no haya sido real o verdadero. No estás loco, ni eres un tonto o ingenuo por amar.

Entender que el amor es siempre un regalo

El amor es una bendición, incluso si termina dolorosamente, un corazón roto trae una gran sabiduría.

Considera que todas las cosas pasan y la gente viene a nuestras vidas por una razón

Que una relación termine no es un error o un fracaso. A veces hay razones más fuertes que desconocemos por lo cual las cosas no funcionaron, y al final, posiblemente agradecerás que eso haya terminado.

Quédate en el presente

No te quedes masticando el pasado o sobre pensando tus acciones. Tampoco te preocupes demasiado por el futuro, “Voy a encontrar a alguien más? ¿Será que la relación va a ser mejor esta vez?”, navegar demasiado en lo que pasó y en lo que podría ser es una acción peligrosa cuando tienes el corazón roto, vive y acepta la realidad que ahora tienes y siempre sé positivo que las cosas son para tu bien.

Deja ir los sentimientos de odio y venganza

Entiende que todos esos sentimientos están relacionados con el ego y que causan más daño que bien.

La ira solo hace más grave la ansiedad y la depresión, nos mantiene atados y nos impide avanzar.

Como dijo Nelson Mandela:

Así que lo mejor que puedes hacer es dejar a un lado esa carga y olvidarte de eso. Si recién has terminado una relación, estas son 7 cosas que nunca debes hacer después de cortar una relación.

Busca ayuda

Cuando tienes el corazón roto uno piensa que nadie lo puede entender, pero no es así, a veces solo necesitamos ser escuchados. Habla con tus amigos y familiares que son empáticos y amables. Diles específicamente lo que necesitas de ellos.

Si tus amigos están cansados de escucharte siempre con lo mismo. La mejor ayuda que podrás encontrar está en Dios, prueba comenzar una relación con El antes que con alguien más. Busca consejo de un líder en tu iglesia o con alguien de fe con quien tengas confianza.

Debes saber que eres digno de ser amado

No mal interpretes el final de una relación como si tu no eres de alguna manera lo suficientemente bueno para amar o ser amado.

A veces las personas no son capaces de darnos el amor que necesitamos y merecemos, ese es su problema, no el tuyo. Recuerda que muchas personas no saben que significa el verdadero amor porque no lo conocen. 1 Juan 4:8

Dios te ama. Y estoy seguro que alguien en este mundo también te ama, si eres digno de ser amado y verás que cuando menos lo imagines las cosas serán diferentes.

Practica el amor propio

Como me dijo un amigo una vez: ¿Cómo esperás que alguien te ame, si ni vos te amás a vos mismo? Eso me cayó más frío que el ice bucket challange, pero era la verdad y necesitaba escucharla.

Dejar de comer, dañar tu cuerpo, usar y abusar de sustancias no es una buena manera de amarte, créeme yo lo se. Debes entender que eres valioso/valiosa, tener el corazón roto no es el fin del mundo aunque lo parezca, comienza por amarte a ti mismo y eso dará lugar a que puedas volver a amar.

Esto también pasará

Pon un pie delante del otro y el tiempo sanará tus heridas. Aún si no puedes imaginarte sintiéndote mejor o estar abierto a amar de nuevo, no dudo que lo volverás a hacer.

 

El amor es algo tan especial que a veces parece que se esconde y cuesta encontrarlo, y lo peor que pensamos que puede pasar es perderlo cuando creímos tenerlo, pero no es el fin del mundo. Las cosas pasan por una razón y aun si terminas con el corazón roto, a veces es mejor un dolor temporal que una vida frustrada en una relación que Dios no quiere para ti.

Espero estos consejos puedan ayudarte y sé que cuando estamos pasando por cosas como estas las palabras no son suficientes, pero ten fe, pídele a Dios que te ayuda a sanar tu corazón roto y no dudo que El lo hará.

¿Te han roto el corazón alguna vez? ¿Estás pasando por eso en este momento? ¿Cómo te recuperaste de tu corazón roto? No te olvides de compartir con tus amigos y déjame un comentario si así lo deseas.