Una de las cosas que más difíciles para mi siempre ha sido manejar mi tiempo correctamente, me encanta pensar que se cómo manejar mi tiempo, siempre planeo en mi mente, haré esto y lo otro este día y será tan productivo, etc, etc…. Solo para darme cuenta algunas horas más tarde que a lo mejor solo he hecho la mitad o menos de lo que me había propuesto, así que, ser productivo en el trabajo, en la casa o en cualquier otro lado, es una tarea complicada para muchos.

Claro hay personas que tienen ese excelente balance entre su trabajo y vida bien establecido, pero para aquellos que aun estamos luchando por esto, hoy quiero compartir algunos consejos que me han ayudado a mejorar esa situación y a ser más productivo en lo que hago.

5 Consejos para ser más productivo en el trabajo

Preparación y planificación

Hay un refrán que dice:

y yo creo que esto es cierto…

Claro, hemos escuchado tanto que debemos planificar nuestro día, hacer una listado, y lo mismo de siempre, nada cambia, entonces,

¿Que debería hacer diferente esta vez?

Una de las peores cosas que nos puede pasar es tener la mejor actitud para comenzar el día y darnos cuenta que no tenemos todo listo, es decir, no hay ropa limpia, al menos no la que queremos, no encuentras los calcetines, se acabo el jabón de baño, que se yo, cualquier cosa que al final termina robándonos el tiempo y la paz, aun desde antes de comenzar el día.

Por eso es tan importante que desde la noche anterior te prepares y planees todo para el día siguiente, busca y deja listo todo lo que necesitarás para arreglarte, tu comida, el dinero para el transporte, las llaves del carro, lo que sea que vaya a facilitarte llegar a tu trabajo.

Pero si hablamos de ser productivo en el trabajo, entonces también debes tomar acción cuando llegues al lugar adonde desempeñas tus labores, comienza por:

Llega temprano y planea

¿Planear otra vez? Si, pero antes veamos lo de llegar temprano…

Si de verdad quieres ser más productivo en el trabajo o adonde sea o con lo que sea que haces, procura estar temprano siempre, antes de lo que se espera que estés.

Esto no es sólo una buena práctica, sino que también te dará credibilidad con las personas, tus jefes y también te dará una ventana más amplia para planificar bien tu día.

Llegar por lo menos unos 15 minutos antes a tus labores te permite disfrutar un tiempo para pensar, tomarte un café y respirar bien para atacar el día con las mejores fuerzas.

Si quieres llegar temprano esto implica salir temprano de tu casa y eso significa acostarse temprano también, ves como todo encaja?

Ok, llegaste temprano, tuviste tiempo de llegar calmado y no en apuros, ahora estás listo para comenzar, ¿Cual es el siguiente paso?

Primero lo primero

Después de tomar tu café, si te gusta como a mi 🙂 — lo siguiente a hacer es priorizar.

Hay algo importante que necesite tu atención, hay algo urgente que deba hacerse ya? Recuerda que no siempre lo urgente es importante pero lo importante es bueno atacarlo primero antes que se convierta en urgente.

Es decir, imagina que trabajas en una tienda que vende ropa, entonces, qué es lo primero que deberías hacer? A lo mejor antes de abrir la tienda tengas que ordenar todo y asegurarte que está limpio y bien mostrado antes de exponerlo al público.

Quizá tu trabajo es en una oficina, y no trabajes con clientes directamente pero si tengas tareas importantes que cumplir, en ese caso, lo primero sería asegurarte que todas tus herramientas están disponibles para que tu desempeño sea sin complicaciones.

Luego de la preparación, de asegurarte que tienes todo lo necesario para cumplir con tus labores, comienza con las tareas más difíciles o que te tomarán más tiempo, trata de no divagar tu mente en cuan difícil algo es, o que te tomará una eternidad completarlo, solo hazlo, ponte manos a la obra y completa lo que sea que tengas que hacer.

Minimiza las distracciones

Yo trabajo desde casa, y esto se vuelve casi imposible para mi…

Es decir, de repente alguien toca la puerta, pueden haber otras personas que me distraigan a la hora de trabajar, o algo que necesite mi atención en el hogar, distracciones casi siempre habrán, la idea aquí es que aquellas que tu puedas controlar, minimízalas.

Si, esto significa: Salte de las redes sociales!

Nada como entrar solo a “revisar” tu facebook, para darte cuenta que pasaste casi una hora de foto en foto o de video en video o en conversaciones que otras personas que, al igual que tu, deberían estar trabajando. Te digo esto porque me ha pasado.

Lo mismo es con YouTube al buscar la “playlist” adecuada para escuchar tu música favorita para trabajar.

¿Cómo lo logramos minimizar las distracciones para ser más productivos?

  • Ten momentos “off”: Esto quiere decir que te programas para que durante X cantidad de tiempo NO estarás disponible para nada que no sea relacionado al trabajo, claro se flexible ante cualquier emergencia, pero apaga las notificaciones de redes en tu teléfono.
  • Tómate un descanso: Usualmente nuestra mente se enfoca en tareas durante periodos cortos, idealmente lo expertos recomiendan tomarse por lo menos 10 minutos de descanso del trabajo cada 90 minutos (hora y media), aprovecha ese tiempo para hidratarte, caminar un poco y si es posible revisar tus redes, no te quedes anclado ahí.

Perfecto! Ya logramos minimizar las distracciones, ahora que sigue?

Descanso es descanso y trabajo es trabajo

¿Eres de los que usualmente almuerzan en el escritorio porque tienen “mucho” que hacer?

En el punto anterior hable un poco sobre la importancia de estar enfocado en lo que haces al minimizar las distracciones, pero así como es importante que te enfoques en lo que estás haciendo al trabajar, también debes serlo a la hora de tus descansos.

Yo solía hacer esto, tenían tantas cosas por hacer que usualmente solo iba a calentar mi comida y luego regresaba al escritorio a terminar lo que fuera que estaba haciendo mientras comía, esto NO funcionó para nada bien.

Algo importante aquí: Olvídate de hacer “multi-tasking”, esta es una de las mentiras que más nos gusta decirnos, que podemos hacer muchas cosas al mismo tiempo.

Un consejo sabio es este:

»Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro.

Claro, esto fue dicho en otro contexto, pero si lo aplicamos a nuestro trabajo podría tomarlo algo así: “No hagas más de una tarea a la vez, porque una la harás bien y la otras la harás mal”.

No digo que no se pueda o que no hayan personas que logren hacer esto, pero por lo menos para mi no funciona tan bien.

Así que si de verdad quieres ser más productivo en el trabajo, en tu vida, la escuela o lo que sea, enfócate a hacer bien lo que sea que estés haciendo una cosa a la vez.

Y por favor, que tus descansos sean para descansar y tu trabajo para trabajar, no trabajes en tus descansos y no descanses mientras debes estar activo en las labores.

Sé que ser productivo en el trabajo no es una tarea fácil y aun quizá no es tan apreciada como uno quisiera, pero el principio aquí no se trata de ser recompensado ni nada por el estilo, la idea es crear un hábito de orden en tu vida, adonde tengas tus prioridades bien ordenadas, que sepas que necesitas prepararte antes de actuar y que debes cumplir tus compromisos con excelencia.

¿Qué es lo más difícil para ti a la hora de ser productivo en el trabajo?

Déjame un comentario y no te olvides compartir con tus amigos si este artículo fue útil para ti!