¿Has conocido a alguna persona adicta? ¿Has tenido alguna adicción? ¿Eres adicto a algo ahora? Las adicciones son algo muy real, desafortunadamente vienen con la condición humana. Tenemos alcohólicos, drogadictos, adictos al sexo, adictos al trabajo, a la auto-mutilación y más, ponele el nombre y nuestra cultura la encontrará y se hará adicta a ella. ¿Cómo vencer las adiciones?

La adicción se define como: Todo lo que hacemos repetidamente que causa daño a nosotros mismos y/u otros. 

El factor común que se encuentra detrás de la adicción es una insatisfacción general con tu vida, tu propia imagen, o tu identidad. En casos extremos, un intenso odio hacia sí mismo y una sensación de desesperanza y desesperación, son las bases de la adicción.

Cómo vencer las adicciones


Tal vez te estés diciendo a ti mismo en este momento, “No puedo pensar en nada a lo que esté adicto.” Bueno, yo te digo, “En serio? Todos somos adictos a algo.” Si no crees que eso sea cierto para ti, revisemos esta lista juntos.

Eres adicto a:

  • Logros – Siempre en necesidad de hacer bien las cosas para a sentirte valioso
  • Auto-miseria – Sensación constante de “pobre de mí” y “la vida es injusta
  • Preocupación – Falta constante de paz
  • Beber – Necesitas un trago para ser feliz, dormir o sentirte conectado con la gente
  • Estar ocupado – Si estás solo o si te quedas quieto, te sientes deprimido o solitaria
  • Sexo – No puedes dejar de ver pornografía, dejar de masturbarte, o ver a otros sin pensamientos sexuales.
  • Las redes sociales – estás constantemente conectado a tu teléfono o computadora, ignorando a la gente que está justo frente a ti
  • Apuestas – Una necesidad de tomar riesgos, hacer dinero, y sentirse con valor al ganar
  • Auto-Sabotaje – No puedes aferrarte a una relación, arruinas grandes oportunidades, y no te puedes permitirte a ti mismo tener éxito.

Si, uno puede ser adicto de cosas llamadas “positivas” como los logros o querer ganar siempre, a mi me pasó, durante toda mi etapa de estudio, siempre traté de sobresalir en todo, no importaba si perdía amistades, lo importante era ganar y ser el mejor, era una actitud inconsciente, pero me hizo mucho daño durante toda mi adolescencia, sobre todo cuando comencé a fallar y dejar de ser “perfecto” en todo lo que hacía. Yo no sabía cómo vencer las adicciones en mi vida.

El punto es, todos queremos ser amados, sentirnos amados. Todos merecemos amor. Y a veces las adicciones vienen por la falta de amor en nuestra vida, amor propio es lo primero.

Ahora, piensa de esa lista, o en algo más a lo que podrías estar adicto, sé sincero contigo mismo, no tengas miedo, seamos valientes y escribamos esas cosas a las que estamos adictos, comencemos el proceso de sanación. Si estás luchando porque no sabes cómo vencer las adicciones en tu vida, no dejes de leer por favor.

Ahora, quiero que escuches (o leas) bien lo que te voy a decir hoy: Mereces algo mejor. Mereces más, fuiste creado para vivir con propósito y admiración. Fuiste creado para amar y ser amado. Las cosas que te presionan no tienen que estrangularte la vida, hay esperanza y hay una salida.

Hoy comienza a decirte lo opuesto de las mentiras que hay en tu cabeza. Comienza a practicar el amor, la alegría, la paz, la paciencia, la amabilidad, la bondad y el auto-control. Cuéntale a un amigo con quien puedes tener confianza acerca de tu adicción. Acércate a quienes pueden ayudar, llamar adonde puedan darte consejería. No esperes más. Es tu vida de la que estamos hablando.

Te mereces llevar una vida extraordinaria, no una mediocre. Mereces amor, alegría, paz, balance y éxito. Vamos, búscalo.

Cuando hacemos cosas que constantemente nos causan daño a nosotros mismos o a otras personas, esto puede ser una adicción, no pretendo decirte que es fácil dejar una adicción, conozco personas que por más de la mitad de sus vidas han luchado con adicciones, pero se puede vencer, no con nuestras fuerzas, pero si con las fuerzas que Dios puede y quiere darte, deja tus cargas en Dios, permite que El pueda liberarte de cualquier cadena que no te permita ser libre, estoy seguro que así como yo y como muchas personas, también tu podrás encontrar paz para tu vida y libertad para tu mente y corazón. Mateo 11:28-30

¿Cuales son tus adicciones? ¿Estás luchando con algo? ¿Quieres saber cómo vencer las adicciones? Si lo deseas, puedes confiar en mi y contarlo, quiero ayudarte, y lo mejor que puedo hacer es llevarte en oración.