Adonde hay interacción humana—ya sea en la familia, con amigos, en el trabajo, estudios, con tu pareja, hijos—hay potencial para el conflicto.

¿No estás de acuerdo? ¿Quieres discutir al respecto?

La verdad es que el conflicto es una parte normal de las relaciones interpersonales con quien sea y donde sea. En ocasiones pareciera que no pudieramos escapar de ellos, es inevitable.

Pero los conflictos no tienen que destruir las relaciones, por el contrario, pueden servir para hacerlas más fuertes y mejores. Pero eso toma practica, ser intencional—y mucha gracia y misericordia.

Siendo esto una parte tan importante de nuestra vida, creo que vale la pena aprender a lidiar con ellos de una mejor manera a como lo hemos venido haciendo. Por eso, hoy quiero compartirte estos consejos para resolver conflictos de una manera saludable.

Ya seas un padre o madre, esposo/esposa, estudiante, novios, amigos, como sea, la vida traerá conflictos y es mejor estar preparados.

10 Consejos para resolver conflictos saludablemente

Como resolver conflictos y no morir en el intento

Entiende la batalla

Asegúrate de entender la verdadera fuente del conflicto. A veces atacamos los sintomas pero casi siempre ni siquiera buscamos abordar el problema real.

Eso nos hace gastar el tiempo, frustra a las personas y hace que el conflicto perdure por mas tiempo de lo que debería.

Usualmente es un problema del corazón que controla todo lo que decimos y hacemos (Proverbios 4:23). Descubrir esto es la clave. Haz muchas preguntas y trata de clarificar la raiz que origina estos conflictos. Muchas veces aqui es donde un tercero puede ser de ayuda. (Psicologo, amigo, consejero, pastor, etc.)

Busca el lugar y tiempo indicado

Cuando las emociones están que revientan no es un buen momento para lidiar con el conflicto. Conflictos personales no deben ser manejados en publico. No tengas miedo de agendar un tiempo y lugar para abordar estos conflictos.

Seguir cualquiera de los consejos para resolver conflictos es bueno, pero todo falla si lo hacemos en el momento y lugar menos indicado.

Examínate a ti mismo

Seamos claros, a veces el problema es directamente contigo y solo buscas culpar a otros por tu problema. Eso no es justo, y tampoco brinda una resolucion saludable al conflicto.

Uno de los mejores consejos para resolver conflictos saludablemente es buscar primero en uno y ver si no somos nosotros realmente la causa de dichos problemas, Jesús lo dijo en Mateo 7:3-5, yo creo que si vale la pena buscar esa “viga”.

Considera la otra cara del conflicto

Ponte en los zapatos de la otra persona y trata de considerar su puntos de vista (Filipenses 2:3-4).

Pregúntate porqué pensarán de la manera en que lo hacen, es una diferencia en valores personales o solo un malentendid0? Que tal si tu estuvieras en esa situación—como responderias?

No sobre-reacciones al problema o te sobrecargues de emociones

Mantente apegado al problema que tienes en ese momento. Cuando las emociones son exageradas desarmas a la otra parte involucrada y una solucion saludable es más difícil de alcanzar.

Controlate de extremismos o absolutos. Evita frases como “Tu siempre…”, “Contigo no se puede…” (Proverbios 25:28)

No le des vueltas ni trates de endulzar el problema o disfrazarlo de una falsa amabilidad

Ninguno de los consejos para resolver conflictos funciona si comienzas a girar y girar en lo que tratas de decir, o no lo dices como se debe o simplemente tratas de ser “amable” aunque estés ardiendo por dentro.

Se que a veces fallamos en abordar los conflictos porque tenemos temor de como pueda responder la otra persona o nos preocupa herir sus sentimientos.

Evitar lidiar con los problemas usualmente solo causa más conflictos eventualmente. Se gentil, pero asegúrate de ser claro, directo y amable. Proverbios 27:5

No dejes que pequeños desacuerdos se conviertan en grandes desacuerdos

La manera de evitar que un conflicto enorme ocurre (de esos que destruyen las relaciones), es confrontar los pequeños conflictos que van surgiendo en el camino.

Un conflicto menor siempre es más fácil de manejar que uno de categoría más grave.

Sé firme, pero gentil

Aprende el balance entre ambos. Es critico para lidiar con el conflicto.

Esto tiene que ver con madurez y respeto, aprende a respetar la opinion de las personas sin perder tus convicciones, muchas veces los conflictos se dan simplemente por falta de comprension y una manera incorrecta de querer hacer valer tu punto de vista.

Trabaja por la solucion

Nunca desperdicies el conflicto. Usalo para hacer a la organizacion y/o la relacion mejor. Todos quieren una situacion en la que ambos salgan ganando y a veces eso si es posible.

Llevar a las decisiones correctas deberia ser siempre la meta a alcanzar cuando estas tratando de resolver un conflicto.

Perdona facilmente

Se que suena fácil y no siempre lo es. Un conflicto saludable hace las relaciones mas fuertes pero para llegar ahi no debemos aferrarnos al resentimiento o buscar venganza, esto nunca moverá al conflicto hacia la solución.

Aprende el arte de la gracia y el perdón. Te ayudará a mantener las relaciones saludables. Efesios 4:32

Conclusion,

El conflicto es parte de las relaciones. Todas las relaciones. Nosotros no deberíamos temerle o huir al conflicto. Debemos aprender su valor y como navegar a través de el para el bien del resultado que obtendremos.

No te frustres si estás experimentando alguna especie de conflicto, recuerda que adonde hay interacción humana, hay probabilidades de conflictos.

Espero que estos consejos para resolver conflictos de manera saludable sean de tu ayuda y si tienes otros consejos no dudes en dejarlos en los comentarios y si crees que este artículo te ayudo, compartelo con tus amigos, a lo mejor les ayude a ellos tambien.