El dinero es un tema que a todos nos concierne, por una u otra razón todos queremos tener suficiente dinero como para llevar una vida tranquila y sin preocupaciones. Y mientras que no hay nada de malo en tener dinero o anhelar tenerlo, el problema se vuelve cuando nuestra vida se mueve alrededor del dinero, cuando este es el centro de nuestras vidas, cuando lo amamos tanto, que duele cuando no lo tenemos.

Si hacemos que la meta y razón principal de nuestras vidas sea el dinero, entonces este se vuelve en nuestro amo, pero la verdad es que el dinero debería únicamente ser una herramienta, especialmente una de bendición, por lo tanto, el dinero debe ser tu siervo no tu amo.

Hoy te comparto algunos consejos sobre como usar tu dinero sabiamente y que no nos obsesionemos con tener más y más.

El dinero es mi siervo, no mi amo

4 Consejos para administrar mejor nuestro dinero

Ya sea que recibas dinero de tus padres, que trabajes o que alguien en otro país te provea, el dinero siempre está presente en nuestras vidas y se vuelve casi vital para sobrevivir en una sociedad consumista y de excesos.

Pero, ¿es malo el dinero?¿Es malo querer tener dinero?

La verdad es que el dinero NO es malo, ni tampoco el deseo de querer tenerlo. El dinero es meramente una herramienta útil para la subsistencia en nuestros tiempos, ni tener mucho ni tener poco es malo ni bueno, lo que realmente si nos afecta es el amor al dinero, esta es la raíz de todos los males. 1 Timoteo 6:10.

Por eso debemos procurar siempre estar satisfechos con lo que tenemos, y aunque si debemos anhelar siempre mejorar, tampoco debemos dedicar nuestra vida solo al dinero. Dios nos dijo que hiciéramos tesoros en el cielo no en la tierra. Mateo 6:19-21

Entonces,

¿Dios quiere que yo no tenga dinero?

Esto NO es cierto, la verdad es que Dios quiere que prosperemos, primero espiritualmente, pero también materialmente, hay muchos ejemplos en la biblia de como Dios prosperó a muchas personas económicamente, y si bien es cierto que Dios tiene un propósito para todo y todos, pero cuando le amamos y obedecemos El provee.

¿Como puedo hacer para que el dinero no sea mi amo si no mi siervo?

Lo primero es identificar si el dinero te controla o si vos controlás el dinero. ¿Como así? Bueno, para empezar responde esto: ¿Gastás más de lo que ganás?¿Que tan organizado sos con tu dinero?¿Ahorras? Y que tal dar para alguna causa?

Si generalmente te das cuenta que el dinero no te alcanza al fin de mes, que no ahorrás ni mucho menos das, y siempre vivís afanado buscando préstamos para solventar deudas, entonces puede ser que el dinero te está controlando.

Rompamos ese circulo ahora con estos simples pasos:

Ten un presupuesto

Esto es básico y no necesitas ser un experto en finanzas para hacerlo, es muy simple, solo mira cuales son tus gastos necesarios y cuanto dinero necesitas para cubrirlos, luego ve cuanto dinero ganas al mes y designa las cantidades necesarias para cubrir esos gastos.

Por ejemplo, este sería un presupuesto simple de cosas por pagar:

  1. Casa= $100
  2. Agua y luz= $25
  3. Comida=$125
  4. Transporte=$50

Total: $300 *Estos son estimados no reales con fines ilustrativos únicamente.

Ahora ya sabes que necesitas por lo menos $300 para cubrir esos gastos, compara cuanto ganas al mes y luego cuando recibas el dinero apártalo para que por lo menos tengas lo básico cubierto.

Te recomiendo leer este artículo que publiqué sobre como administrar nuestras finanzas personales con éxito.

Claro que tener un presupuesto es el primer paso, y evaluar tus necesidades básicas también lo es, pero hay otros puntos claves que debes incluir en tu presupuesto, uno de ellos es:

Ahorrar dinero

Nuestra cultura no tiene esto por costumbre, pero como deberíamos practicarlo.

Olvídate de los descuentos por pensiones y seguros, debes ahorrar por tu cuenta, por muy poco que sea la cantidad, mes con mes puedes llegar a tener mucho al cabo de algunos años.

Idealmente, los expertos recomiendan ahorrar el 20% de tu salario, esto es, si ganas $100 deberías ahorrar $20… claro, casi siempre ni nos queda para comer como vamos a ahorrar esto.

Comienza con poco, pero comienza ahora, el 5% sería una buena idea para empezar, hazlo un hábito, ahorra, no solo por ahorrar, debes hacerlo con propósito.

¿Cómo ahorrar con propósito?

  1. Ten metas a corto plazo: Ahorra dinero para comprar algo en un futuro pronto, puede ser el T.V. que tanto quieres, a lo mejor un carro, u otra cosa que desees, lo importante es que cuando quieras adquirirlo tengas el dinero en efectivo para comprarlo.
  2. Ahorra para el rinoceronte viejo: ¿Qué?! — No pensaste que todo el tiempo ibas a ser un joven fuerte y con capacidad de trabajo verdad? Todos envejeceremos un día, y necesitamos tener preparado nuestro fondo de retiro no confiando en que tus pensiones servirán de algo, es mejor que comiences a guardar desde ya para esos días adonde ya no recibas dinero de ningún trabajo, ahorra para ti mismo dentro de 40 o 50 años.

Huye de las deudas

Con mi esposa tenemos un acuerdo: No vamos a adquirir cosas que signifiquen una carga económica para nosotros, es decir, no comprar al “crédito”, siempre al contado y si es posible con descuentos o promociones con 0% tasas de intereses.

No puedo contarte de todas las veces que he visto personas abrumadas por las deudas, tanto que tienen que trabajar el doble o incluso irse del país con el fin de saldar esa pena.

Las deudas te roban la paz, y nadie quiere eso. En la medida que te sea posible, huye de las deudas, nada vale tanto la pena como para que pierdas tu paz a causa de endeudarte.

Pero ya tengo deudas, ¿que hago?

Primero, no te conformes con pagar solamente la cuota mínima, abona al capital. ¿Sabías que al final de saldar una deuda terminas pagando casi el triple del valor original? Esto no pueden ser buenas noticias para vos.

Si tu cuota fuera de $10, por ejemplo, paga esos $10 pero abona otros $10 o por lo menos $5 al capital, esto te ayudará poco a poco a ir saliendo de esa deuda y evita caer en otras.

Las deudas son como las drogas, una vez tienes una, quieres otra y otra y otra y hasta caemos en la trampa de endeudarnos más con el fin de pagar otra deuda. Dile NO  las drogas.

Por último aunque no menos importante,

Da a quien lo necesite

Culturalmente no hemos sido enseñados a dar, siempre se nos dice que somos nosotros quienes necesitamos, pero créeme, dar es lo mejor que puedes hacer.

Un principio de vida es que todo lo que sembramos también lo cosechamos, entonces, que estás sembrando? Si sembramos escasamente vamos a cosechar escasamente, propón en tu corazón dar a los demás, esto es bueno. 2 Corintios 9: 6-8.

Es importante que parte de tu presupuesto esté designado a dar a los demás, busca una causa y sé de bendición para ellos, a lo mejor puede ser un hogar de ancianos, un orfanato o un refugio de animales, no importa lo que sea pero haz algo!

El dinero es mi siervo no mi amo

El dinero es un tema que a todos nos interesa y del cual hablamos muy poco y por eso nos volvemos dependientes de el, tanto que se convierte en nuestro amo en lugar de que sea nuestro siervo.

Espero que con estos consejos puedas poco a poco ir viendo como el dinero se vuelve esa herramienta de bendición para la cual fue creada y que comencemos a administrar mejor nuestras finanzas y descansemos bien sin ninguna deuda.

¿Que te preocupa más del dinero?¿Qué más podríamos hacer para evitar que el dinero sea nuestro amo? Déjame en un comentario!

Hey date una vuelta por mi facebook y twitter y dale like y seguir 😉