El miedo tiene algo que nos mantiene atrapados en una vida llena de mediocridad, y vivir de manera mediocre nunca fue el plan.

¿Tienes sueños?

¿Alguna vez has querido iniciar un negocio, escribir un libro, plantar una iglesia, viajar por el mundo o a lo mejor iniciar una organización sin fines de lucro? Todos tenemos sueños y deseos, pero la triste realidad es que muy pocos realmente tomamos al toro por los cuernos y vamos tras lo que soñamos.

El miedo te aleja de tu potencial


Por alguna razón dejamos que el miedo se interponga en nuestro camino de llevar una vida extraordinaria. Dejamos que el miedo controle la forma en que vivimos a diario. Y dejamos que el miedo establezca el tono de la historia que estamos escribiendo para nosotros mismos.

Tal vez sea el miedo al fracaso, las opiniones de los demás, o incluso el miedo de ti mismo. Independientemente de donde venga tu miedo, su objetivo es evitar que seas valiente y logres con éxito los objetivos que te has establecido.

El miedo es un mentiroso!

Cuando tenía 5 o 6 años, me asustaba la oscuridad, fantasmas y cosas así, cuando tenía 15 me asustaba no tener novia o no encajar en algún circulo, y a los 29, tengo miedo de fracasar en lo que emprendo, como esposo, cómo líder, en fin, el miedo es un mentiroso. Ya es hora que nos demos cuenta de esta verdad si en serio queremos lograr alcanzar todo nuestro potencial!

Si quieres lograr grandes cosas, debes dejar de escuchar las mentiras que te dicen que no eres lo suficientemente bueno, lo suficientemente inteligente o lo suficientemente fuerte. Tu puedes hacer cualquier cosa que te propongas.

Hace unos días leí esta frase y me encantó:

“Perdedor no es el que pierde, sino el que desde un principio no quiso ganar”

Todo es cuestión de actitud, y si dejas que el miedo dicte tu actitud, entonces aún desde antes que comiences, estarás vencido. Por e:so, debes saber que el miedo es un mentiroso. Dios te ha dado un espíritu libre del miedo (Romanos 8:15)

No importa cuáles sean tus metas, no dejes que el miedo se interponga en el camino del destino que te ha sido dado por Dios. Tu temor no define quién eres, pero cómo respondes a el si. Elige ser valiente.

Independientemente de lo que quieras hacer o de quién seas, el miedo siempre te verá totalmente incompetente para cualquier cosa que sueñes o intentes.Jon Acuff

Así que lo mejor que puedes hacer es decirle al miedo, hasta aquí llegamos! Se acabaron tus mentiras, yo se quien soy y cual es mi identidad, por lo tanto miedo, ya no te tengo miedo, porque Cristo me da fuerzas para enfrentarme a toda clase de situaciones.

Si alguna vez has querido iniciar algo, un negocio, escribir un libro o un blog, viajar o comenzar a trabajar para Dios, entonces es hora que comiences a hacerlo, porque una vida mediocre nunca ha sido el plan para tu vida.

Porque el Espíritu de Dios no nos hace cobardes. Al contrario, nos da poder para amar a los demás, y nos fortalece para que podamos vivir una buena vida cristiana.