Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto.

Muchas personas hablan de que lo pensamos es lo que atraemos a nosotros, otros dicen que la mente tiene poder, otros dicen que nuestros pensamientos y palabras se vuelven realidad y que por eso debemos hablar cosas positivas siempre, aunque yo no estoy de acuerdo con algunas filosofías que andan por ahí, pero si puedo decirte que he comprobado que nuestra manera de pensar afecta quienes somos, lo que hacemos e incluso los resultados que tenemos, por eso es importante renovar nuestra mente, es decir, cambiar tu manera de pensar.

En el corazón (la mente) creemos y con la boca (nuestros actos) confesamos, por eso hoy quiero compartirte estas señales para que te evalúes y veas si ya es hora cambiar tu manera de pensar y comiences a llevar una vida extraordinaria.

5 Señales de que es hora de cambiar tu manera de pensar

Constantemente te enfocas en lo que está mal

No quiero decir que en tu país, tu ciudad o incluso tu familia todo está de maravilla, pero, será que te estás enfocando demasiado en las cosas negativas a tu alrededor y se te olvida apreciar lo maravilloso que sucede cada día?

Esto es una señal que tu mente está contaminada con negatividad. Puede que hayan mil cosas malas pasando en el mundo ahora, pero te aseguro que por lo menos hay algo bueno en lo que puedes deleitarte y encontrar paz para tu mente.

Tómate un tiempo para agradecer por las cosas buenas que tienes, aprende a ver que no todo es el fin del mundo y que aun habrán que cosas que pasarán para tu bien, aun si no las entendemos.

No te hagas el ciego a lo bueno!

Lamentas tus pérdidas pero te olvidas de celebrar tus victorias

Ser feliz no significa que todo el tiempo las cosas irán bien, al final la felicidad es un viaje y no un destino. ¿Te has encontrado alguna vez enojado y desanimado cuando pierdes algo, pero no contento aun cuando hayas logrado una meta?

Ya es tiempo de cambiar tu manera de pensar!

Sé que no siempre es fácil perder, que a nadie le gusta ser tildado como perdedor o que por más que te esfuerces todo parece que no sale bien, pero a lo mejor necesitas cambiar un poco tu enfoque sobre el éxito, sobre que significa ganar.

Cuando estés a punto de lamentar una pérdida, recuerda que no todo está perdido, mientras tu voluntad y tu deseo de ser mejor siga vivo, entonces tendrás esperanza, en realidad nunca perdemos, solo aprendemos a que necesitamos hacer las cosas diferentes para obtener los resultados deseados.

Te enojas cuando tus expectativas no se cumplen

Yo solía ser un tipo perfeccionista, y era de aquellos que preferían hacer todo el trabajo antes de permitirme confiar en los demás porque en mi mente creía que si quieres algo bien hecho, entonces lo debes hacer tu mismo. Esto solo me llevó a enojo y decepción.

A veces nos decepcionamos de las personas o las circunstancias porque nuestras expectativas no son realistas, no están de acuerdo con lo que vivimos o quienes somos o incluso con lo que otras personas son para nosotros.

Las expectativas son una gran parte de nuestra manera de pensar.

Tal vez seas una persona con muchas capacidades, a lo mejor tus habilidades sean muy buenas y tengas mucha preparación en varias cosas, y en un mundo perfecto tu ya serías un multi-millonario famoso… pero, no vivimos en un mundo perfecto, para cambiar tu forma de pensar, debes cambiar tus expectativas, tanto de ti mismo, de los demás y del mundo mismo.

Te sientes infeliz e insatisfecho con lo que tienes (o lo que no tienes)

Hace unos días leí el comentario de un amigo en su muro de facebook, decía algo como que estaba totalmente enfocado en hacer dinero, generalmente trato de evitar entrar en conflictos o conversaciones que no lleven a edificar a otros o a mi mismo pero esta vez sentí que era necesario brindarle un consejo que no me había pedido.

¿Alguna vez te has sentido infeliz o insatisfecho por lo que tienes o no tienes? ¿Sientes que pudieras tener más, que mereces más o que si las cosas fueran diferentes tu estarías mejor?

Tener ambición es algo bueno, yo me considero una persona ambiciosa, pero al mismo tiempo trato de tomarme una buena dosis de humildad y de enfoque, el lado oscuro de la ambición es que nos ciega a ver cuán maravilloso es lo que tenemos, ya sean cosas o personas en nuestra vida.

Tal vez quieras un carro mejor o una casa más grande, pero, te acuerdas cuando no tenías ni siquiera un trabajo? O quizá quieras más amigos pero parece que olvidas que quienes tienes a tu lado también tienen un valor enorme.

Quien todo el tiempo vive anhelando más y más nunca será satisfecho, al cambiar tu manera de pensar aprenderás a estar contento con lo que tienes y a estar satisfecho aun con lo que no tienes.

Te ves a ti mismo como una victima

Yo se que a veces esto podría ser cierto, a lo mejor si fuiste victima de personas malas que se aprovecharon de ti o que maquinaron para las cosas no se dieran como esperabas, incluso las mismas circunstancias parece que no colaboran y es como si todo te saliera mal.

Sin embargo, verte constantemente como una victima no te ayuda en nada, cada momento, cada circunstancia en incluso cada persona que pudiera hacerte daño no significa el fin del mundo para ti, tu te mereces algo mejor, no te veas solo como una victima, mira que dificultad como una oportunidad para crecer, si de verdad quieres cambiar tu manera de pensar, entonces necesitas dejar de sentirte como si todo estuviera en tu contra y comenzar a tomar las riendas de tu vida.

No te hagas más la victima, levántate, toma fuerzas y sigue adelante que la vida continúa!

Conclusión,

Cambiar tu manera de pensar no es fácil, pero te aseguro que es algo que traerá beneficios increíbles a tu vida, es algo muy poderoso.

Una vez lo hagas, verás como las cosas cambian, como aquello que antes te dañaba ahora solo es una oportunidad para cambiar y crecer, renueva tu mente.

Si estás luchando con enojo, resentimiento, pensamientos negativos o te sientes una victima, permite que Dios pueda sanar tu corazón y darte una mente renovada, una manera distinta de percibir el mundo y tu realidad.

¿Qué otras cosas crees que son señal de que deberías cambiar nuestra manera de pensar? Déjame un comentario y no te olvides de compartir con tus amigos.