¿Noviazgo sin pecar? Solo la palabra “pecado” suena fuerte, acusadora, y si lo combinas con el noviazgo, parece que tienes una receta para consecuencias no deseadas.

Los seres humanos necesitamos el contacto físico porque nos hace sentir protegidos y amados. Y esta es la razón por la que muchos buscan suplir esta necesidad en el noviazgo, y por una muestra de cariño, por un abrazo, están dispuestos a ir más allá, incluso llegar a la cama.

¿Hasta dónde puedo llegar en el noviazgo sin pecar?


Parece que el denominador común del Noviazgo es enamorarse y perder la cabeza… hay un cóctel químico de nuestro organismo que tiene el poder de hacernos perder la razón. Cuando tu cerebro es movido por las emociones produce sustancias que hacen que tu autoestima se levante, experimentas euforia, te sientas animado/a y vigoroso/a. Una de estas sustancias se llama “Dopamina“, y cuando estamos enamorados la dopamina aumenta hasta 7000 veces su cantidad.

Si un abrazo es capaz de provocar esto, imagina lo qué pasaría cuando un tsunami de hormonas empiece a correr en el sillón de tu sala si estas a solas con tu novio o novia. Ten cuidado no te dejes arrastrar. Un noviazgo sin pecar debe ser tu meta.

En el noviazgo, muchas personas tienden a despertar a un gigante llamado “deseo erótico” provocando sensaciones físicas placenteras, al besar y acariciar hasta llegar a la relación sexual. En un centro comercial escuché una canción que decía: “Te gusta el toca, toca,  y  tu cuerpo se alborota”, pero sería bueno revisar algunas consecuencias del “Toca, Toca“ :

  • Tu espíritu y alma se ensucia
  • Más pasiones se desencadenan porque entras en la escalera de la pasión.
  • También tu cuerpo y reputación se ensucian. Una persona “manoseada” por muchos , pierde belleza y la rechazan.
  • El círculo vicioso de la culpa al remordimiento comienzas a pasarte la factura. Te sientes miserable.

Debes asegurarte que la persona que has elegido para toda la vida te haya respetado y juntos se guardaron de las caricias sexuales. 1 Corintios 7:9, sé que no es fácil, pero se puede tener un noviazgo sin pecar.

¿Qué debo hacer?

  • Establece límites claros y firmes. Dale un giro a la frase “Si me amas, lo harás“ por “Si me amas, no me exigirás nada que me incomode”. No te quedes solo con tu novia o novio, salgan con otras parejas, para tener un noviazgo sin pecar, puedes expresar cariño con respeto, aunque suene raro, pero demuestra el amor como si fueran hermanos.
  • Ten autocontrol. Esta es difícil verdad, pero piensa en esto, si to novio no controla sus manos, yo creo que difícilmente controlara el resto de su vida.
  • Trae tu noviazgo a Dios. Tu comunión todos los días con Dios es básica y necesaria, debes cuidarla, al hacer esto traerás paz a tu vida y entonces tendrás un noviazgo sin pecar porque estará protegido por El.

Solo decir la palabra “pecado” suena un poco incómodo para muchos, y si le agregas noviazgo ya se amor una receta para el desastre, pero un noviazgo sin pecar debe ser la meta de todos aquellos que quieren vivir en integridad, en comunión con Dios y en amor con su futuro esposo/esposa.

¿Que otras formas de vivir un noviazgo sin pecar conoces? Déjame un comentario.

Esta entrada fue adaptada y originalmente publicada en el blog del Pastor Carlos Navas (CCFLJovenes Blog)