¿Porqué los jóvenes se alejan de la iglesia al llegar a la adolescencia o en la edad universitaria? Todos conocemos esas familias adonde parece que tanto los padres y los hijos asisten a la iglesia, y parece que todo va bien pero de repente los hijos simplemente se van de la congregación, pareciera como que abandonan su fe y a veces sus actitudes cambian tanto que se vuelven los “malos” u ovejas negras.

Pero, ¿porque pasa esto? ¿Será que los padres están alejando a sus hijos de Dios sin darse cuenta?

¿Qué es lo que se debe cambiar en la iglesia? — Esta pregunta no debería dejarse sin contestar, pero no creo que sea la principal causa por la que un joven abandone la iglesia o la fe.

Por otro lado, los padres ejercen mayor influencia sobre sus hijos mas que cualquier pastor o líder, por eso es importante darle un vistazo a las cosas que los padres, sin saberlo, podrían estar alejando a sus hijos de Jesús.

Padres: Ustedes le están pintando un retrato de Dios cada día a sus hijos. Cada palabra, acción, y conversación son una pincelada. ¿Que clase de imagen van conociendo sus hijos de Dios?

Siempre hay excepciones claro, he visto como a veces jóvenes abandonan la iglesia pero la fe de sus padres se mantiene sólida, también conozco personas que se van a la universidad y continúan encendidos por Dios, aun cuando sus padres tienen una fe débil, así que aunque esto no es la generalidad, es importante que hablemos de ello.

7 Consejos para que tus hijos no se alejen de Dios

1ra parte

La fe de tus hijos es tarea tuya, no del líder juvenil

He trabajado con jóvenes o he sido parte de algún equipo que trabaje con ellos (aun siendo yo también un joven) desde hace mucho tiempo y durante esa época he visto como a veces los padres miran a los líderes con una gran esperanza de que ellos “formarán” a sus hijos en la fe, pero padres, les tengo noticias, esto no debe ser así, ese no es el modelo bíblico, de hecho, el “ministerio juvenil” ni siquiera es mencionado o se hace referencia clara en la Biblia.

Muchas iglesias han contribuido a esto, es decir, por supuesto que no estoy en contra de trabajar con los jóvenes en la iglesia, yo mismo soy líder juvenil, creo que el ministerio juvenil es una gran herramienta para desarrollar la fe de los chicos.

El problema es cuando la fe de tus hijos depende solo del ministerio juvenil.

Padres, ustedes son los principales responsables de desarrollar la fe de sus hijos.

Los líderes de jóvenes están ahí para equiparlos y complementar el trabajo que están haciendo en casa, los líderes juveniles no existen para reemplazar a los padres.

Preocúpate tanto de sus luchas como de su salvación

A mi me encanta una frase que menciona Jorge Cota en el programa “Más de la vida“, dice así:

Padres, sus hijos necesitan tener bases sólidas de fe, deben tener una identidad real basada en quien Dios dice que somos, sus hijos necesitan tener la seguridad de la salvación de sus almas, pero sus hijos también siguen siendo humanos, siguen sintiendo tristeza, dolor, enojo, se enamoran, tienen problemas en la escuela o con las notas, sus hijos siguen viviendo en la tierra.

Esto puede leerse un poco raro, pero no podemos “espiritualizar” todo y olvidarnos que somos humanos y tenemos luchas, sus hijos no son la excepción, ellos necesitan a sus padres para que los escuchen y aconsejen, no con regaños o con los clásicos “a tu edad yo no era así, etc”, ellos necesitan que los padres los entiendan y apoyen en sus luchas.

El amor a Dios no se puede imponer, mucho menos la salvación, pero Su amor si se puede mostrar.

Padres, lo que pueden hacer es mostrarle el amor de Dios a sus hijos. Esto comienza al ayudarlos a ver que sus luchas actuales también le interesan a Dios. Siéntate con ellos, háblales, muéstrales también tu gracia.

La idea es que el evangelio cobre vida, no que sea solo un “instrumento” que informa de la salvación.

Responde a las preguntas de tus hijos

La cultura que hoy en día se  está desarrollando es complicada y compleja. Podemos verlo todo y tener acceso a todo.

La información (buena y mala) está disponible a nuestro antojo, y como todo joven con batallas, dificultades y preguntas sobre sexualidad, problemas sociales, entre otras cosas, el mundo al que estamos expuestos va moldeando sus perspectivas, cada artículo, publicación, conversación, cada video, todo esto genera criterio.

Hoy es cuando es más importante que nunca que los padres abran un espacio para hablar de estos temas difíciles, es tiempo de dejar de hacerse el ciego a las preguntas que sus hijos están teniendo con respecto a lo que cada día viven.

La inocencia no es una excusa, tampoco evitar o la tensión de que algo sea raro no es una excusa.

A medida iba creciendo como joven, no recuerdo haber tenido una conversación clara con ningún adulto sobre sexo. Nada sobre lujuria, nada sobre el diseño de Dios sobre la pureza sexual, nada sobre masturbación.

Tampoco recuerdo haber tenido una conversación significativa sobre el alcohol, todas estas eran preguntas que habían en mi mente pero nadie las respondía, y mucho menos las encontré entre los cristianos, así que lo mejor que pude hacer es tratar de entenderlas por mi mismo, pero eso no funcionó tan bien como creía la verdad.

Si, estas conversaciones son difíciles e incómodas a veces, si crean tensión. Pero tus hijos las están preguntando. Y a menos que crees el espacio necesario para responder estas preguntas lo que van a hacer es buscar otras fuentes para tener respuestas, y usualmente esto no termina bien.

7 Consejos para que tus hijos no se alejen de Dios

¿Porqué los jóvenes se alejan de la iglesia o de Dios completamente cuando crecen? Esta respuesta sigue inquietando a muchos padres, y la mayoría prefiere evadir responsabilidades y culpar a líderes, pastores y todo el mundo, menos ellos.

Padres, es hoy de tomar medidas concretas para ayudar a fortalecer la fe de sus hijos.

En la segunda parte seguiré comentando algunas cosas que los padres tienen que hacer para que sus hijos no se alejen de Dios…

¿Qué opinas de esto? Déjame un comentario.

Contenido adaptado de Faith It