¿Que se necesita para alcanzar tus metas?¿Cual es esa cualidad tan vital y necesaria? Al ver a individuos que logran lo que se proponen, que alcanzan sus sueños, muchas personas podrían pensar que mayormente se trata de suerte, de ser inteligente, lucir bien o tener buenos conectes sociales. Pero NO se trata de eso.

Lo que si puedo decirte, según muchos expertos, y por observaciones personales, es que la mayoría de personas que logran lo que se proponen tienen un factor común que muchos de nosotros a veces pasamos por alto.

Pasión y perseverancia para mantenerte enfocado en tus metas a largo plazo son la clave, a esto bien podríamos llamarlo: “Persistencia“. Y hoy descubriremos 6 técnicas que te ayudarán a desarrolla la persistencia que necesitas para alcanzar tus metas.

La cualidad #1 que debes desarrollar para alcanzar tus metas

6 Técnicas para ganar la persistencia que necesitas — 1ra Parte

1. Encuentra tu porqué

Nadie persevera a menos que le importe. Para maximizar nuestra persistencia debemos perseguir las metas que realmente nos importen.

Esto no significa que siempre vamos a ver que estas metas sean divertidas o incluso que sean nuestra idea. Pero si deben ser personalmente gratificantes. Los expertos le llaman a esto “motivos autónomos”.

Piensa en ponerte en forma, llevar mejores calificaciones en los estudios, o alcanzar una meta profesional grande. Todos estos retos van a probar nuestra perseverancia. El truco aquí está en conectar con lo que está en juego: ¿Porqué importa?

Descubrir nuestro “porqué” es el primer paso para desarrollar la persistencia necesaria para seguir adelante y alcanzar tus metas.

2. Creer que puedes

Esto puedo sonar trillado, pero, para alcanzar tus metas o lo que sea, necesitamos creer que estamos a la altura del reto. Esto no significa que será fácil o que sabemos como vamos a lograrlo. Usualmente no lo sabemos. Tan solo significa que creemos que somos capaces de hacerlo.

Cada meta tiene obstáculos. Cuando alguien tiene problemas para superar esos obstáculos, entonces comienzan a dudar que ellos tengan lo necesario para alcanzar sus sueños.

Aquí es donde podemos ver a dos tipos de personas, aquellas que creen que sus habilidades ya están definidas. Todos hemos oído a quienes dicen: “Yo no soy bueno para X, Y o Z…”

Y luego está el otro tipo de persona, aquel que piensa en las posibilidades, quienes cuando no pueden superar un obstáculo no se culpan a si mismos ni a otros, y ya que si creen que tienen lo necesario para alcanzar esa meta, entonces buscan nuevas alternativas para superar ese obstáculo.

Así que, ¿Que hay en tu mente? Tienes todo definido o entiendes que siempre se puede superar un obstáculo aun cuando tome más tiempo o implique aprender nuevas habilidades?

Desarrollar persistencia para alcanzar tus metas requiere el pensamiento de posibilidades. Yo siempre he dicho, si hay alguien haciendo algo en este mundo, yo también lo puedo hacer, puede que me tome tiempo, a lo mejor voy a tener que capacitarme más o presionarme hasta mis límites, pero sé que puedo lograrlo.

Y que tal si este no eres tu? La buena noticia es que podemos convertirnos en pensadores de posibilidades al ganar confianza en nuestras habilidades. Nunca dejes de aprender algo nuevo y útil para tus propósitos, todo al final sirve.

3. Define tus objetivos

Ok, digamos que ya descubrimos nuestro porqué y creemos que podemos hacerlo. Entonces es hora de dirigirnos hacia las metas que estamos siguiendo.

Una buena recomendación es siempre ponerte metas grandes a largo plazo y luego tener pequeñas metas de corto plazo que te ayuden a alcanzar esa meta grande. ¿Porqué?

Estudios demuestran que hay un enlace directo entre la dificultad de una meta y nuestro entusiasmo y desempeño. Y el pago emocional de lograr una meta grande recompensa nuestra persistencia. Es algo que se vuelve perpetuo.

Como dije antes, la clave aquí es tener pequeñas metas o hitos. Las grandes metas pueden ser intimidantes. Pero si las cortamos en pedacitos puede que logremos más de lo que creemos en menos tiempo. Y estas pequeñas victorias irán dándonos energía para alcanzar tus metas más grandes porque al alcanzar una meta, aun si es pequeña, nuestro cerebro nos da un toque de dopamina lo que nos hace sentir bien.

 

Entre más entrenemos nuestra mente a alcanzar metas pequeñas, más persistentes vamos a hacer para lograr esa gran meta a largo plazo.

Así que, para alcanzar tus metas necesitas desarrollar persistencia, para que esa persistencia crezca y no muera ante los retos u obstáculos, debes encontrar tu porqué, creer que puedes hacerlo y definir tus objetivos, pero aun hay 3 técnicas más que debes practicar para que puedas alcanzar tus metas siendo persistente.

Las descubriremos en la 2da parte.

¿Qué piensas de esto?¿Porqué crees que a veces se vuelve difícil alcanzar tus metas? Déjame un comentario!