¿Así que por fin te has decidido a lograr tus metas? Pues estás en el lugar correcto para aprender a desarrollar esa cualidad que tanto necesitas para que lo que te propones lo puedas cumplir.

Esta es la segunda parte, si aun no has leído el inicio de esta serie lo puedes hacer aquí→ La cualidad #1 que debes desarrollar para alcanzar tus metas

En el capítulo anterior aprendimos que la cualidad vital a desarrollar es la persistencia, que a gracias a la pasión y la perseverancia se vuelve un medio para lograr tus metas y todo lo que te propongas.

También aprendimos las primeras técnicas que necesitas practicar para desarrollar esa perseverancia. Hoy continuaremos con las otras 3 técnicas que completan lo que necesitas para que tu persistencia crezca aun más y no te quedes a medio camino con lo que quieres alcanzar.

La cualidad #1 que necesitas para lograr tus metas

6 TÉCNICAS PARA GANAR LA PERSISTENCIA QUE NECESITAS — 2da PARTE

Mide tus logros

Cuando nos ponemos metas grandes y retadoras es fácil ver que tanto nos hace falta para llegar ahí y entonces comenzamos a perder entusiasmo. Nos comenzamos a criticar a nosotros mismos y nos desalentados, y quien no verdad?

Pero algo que los expertos aconsejan es que en lugar de ver que tanto te hace falta, midas lo que has logrado hasta ahora.

Por ejemplo, si tu meta fuera pagar una deuda, perder peso, ahorrar X cantidad de dinero, lo que sea, puede que al principio sea intimidante si te pones a ver cuanto en realidad te hace falta para lograr tus metas.

Pero, eso es lo que hace falta, porque no miras lo que has ganado hasta ahora.  Mira que tan lejos has llegado y deja que el progreso inspire tu perseverancia.

Esta es otra razón por la que tener metas pequeñas que complementen a la grande es tan importante. No solo ayudan a reducir la carga de una meta grande en pedacitos, sino que nos dan algo que medir, ya sea para adelante o para atrás.

Y esto es lo bueno: Si somos buenos midiendo las ganancias, no solo vamos a cultivar la persistencia. También vamos a mantener el impulso.

Construye tu equipo

En nuestra cultura creemos que si quieres algo bien hecho que lo hagas tu mismo, oí una vez a alguien decir: “El buey solo se lame…” — Esto en referencia es que mejor lidiar con las dificultades solo. Pero te tengo noticias, esto no es así.

El éxito requiere ayuda, a veces mucha de ella.

Cuando logramos hacer algo grande, a veces se espera que lo próximo que hagamos sea mejor que lo anterior, y no siempre tenemos o la motivación o el enfoque para hacerlo, es por ello que necesitamos a personas para que nos ayuden en algunas áreas en las que podríamos flaquear.

Hay dos tipos de relaciones que necesitamos desarrollar para ayudarnos a persistir al enfrentarnos a las adversidades:

  • Mentores. Todos necesitan un guía, de preferencia muchos. — Proverbios 11:14 — Estas son las personas con experiencia y madurez que puede aconsejarnos, inspirarnos y retarnos.Estas relaciones pueden ser personales o virtuales. A veces pueden ser literalmente a través de la literatura como biografías, historias, novelas, o la Biblia.
  • Compañeros. También necesitamos un circulo de acompañantes de viaje, gente que esta en nuestro nivel de lucha con sus propias metas.Enfrentarse al mundo con colegas y amigos nos da confianza. También nos da una visión y solución que posiblemente no pudieramos haber visto por nuestra cuenta.

Construye un equipo de mentores y compañeros que nos ayudarán a persistir aun en los momentos más abrumantes de nuestros objetivos.  Para lograr tus metas necesitas personas a tu alrededor.

Celebra tus victorias (Especialmente las pequeñas)

En la historia de la creación en el libro de Génesis dice que Dios vio todo lo que había creado y lo llamó “bueno”. Pero no esperó a que todo estuviera hecho para llamarlo así, El lo hizo en cada etapa. Creo que es un buen modelo que podemos seguir nosotros también.

Un dicho muy común en la cultura anglo es este: “Work hard, play harder“, algo así como: Trabaja duro, diviértete más. Yo creo que hay una relación directa entre el buen trabajo y la recompensa, a todos nos gusta sentirnos recompensados por lo que hacemos, pero no debes esperar hasta que la obra esté terminada, celebra esas pequeñas victorias que te acercan más a tu objetivo final.

Cuando celebras lograr tus metas pequeñas, te sentirás emocionalmente atraído a seguir adelante todo el trayecto largo. Para mi eso es emocionante, y quiero más después de volver a ganar de nuevo.

Ganar nos mantiene en el juego. No siempre se gana, pero siempre se aprende. Esto quiere decir que necesitamos ponernos serios en cuanto a celebrar nuestras victorias. Y entre más grandes sean nuestras metas, más importante es celebrar las pequeñas victorias.

Así que, posiblemente hayas escuchado a personas decir que para lograr tus metas necesitas talento, cerebro, buenos contactos y todo lo demás, pero olvídate de eso. La pregunta real aquí es: ¿Tienes el valor de hacerlo? ¿Tienes la pasión y perseverancia necesaria? Porque al final, cuando la tormenta pasa, solo los persistentes se quedan para reclamar el premio.

¿Que piensas de todo esto? ¿Has tenido problemas tratando de alcanzar alguna meta?¿Que otras cosas te han funcionado para lograr tus metas? Déjame un comentario o visítame en facebook y twitter.

Adaptado de Michael Hyatt