Las palabras tienen poder, por supuesto los hechos hablan más que las palabras, pero nuestro hechos a veces pueden ser un reflejo de lo que decimos y no necesariamente algo bueno. La vida cuando estás casado es muy diferente a otras etapas de la vida, y a veces, cuando se discute, decimos cosas que no queremos ni debemos, pero ¿Cual sera la palabra más peligrosa en el matrimonio?

De todas las cosas cosas que podemos decir, hay algunas que si son peligrosas, no porque sean fuertes o porque se digan en molestia, sino porque nos llevan a tomar acción o actitudes hacia la vida y personas que a la larga terminarán haciendo más daño que una discusión o incluso una ofensa.

La palabra más peligrosa en el matrimonio


Y entonces, ¿Cual es esa palabra que puede destruir un matrimonio, relaciones de amistad, e incluso tu vida?

La palabra más peligrosa en el matrimonio es: “Mañana”.

Mañana vas a salir con tu esposa, mañana vas a arreglar eso que lleva meses arruinado, mañana vas a dedicarle más tiempo a tu esposa o esposo, mañana van a tomarse un tiempo para crecer espiritualmente juntos, mañana vas a hacer el presupuesto, mañana vas a hacer tiempo para la intimidad sexual, mañana vas a resolver ese conflicto.

Mañana siempre promete más de lo que cumple y atrasa el matrimonio que en verdad deseas.

Yo he visto como esta peligrosa palabra a veces ha sido causa de discusiones e incluso ha iniciado problemas en mi matrimonio.

Ya no dejes que “mañana” te detenga de buscar consejería si estás pasando por problemas, no dejes para “mañana” pasar tiempo con tu esposa/esposo, “mañana” es pariente de nunca, y “mañana” puede ser muy tarde. Deja a un lado “mañana” y comienza a actuar “hoy”.

Hoy es el día que:

  • Comenzarás a llevar una vida más sana
  • Trabajarán juntos en resolver esos conflictos
  • Le mandarás ese mensajito de amor a tu esposa/esposo en el almuerzo
  • Irán juntos a ver una película
  • Comerán en la mesa y no en el sofá
  • Construirán su relación bajo una dirección espiritual

Haz algo diferente para que tengas resultados diferentes.

Las palabras tienen poder, y lo que decimos puede ser de edificación o destrucción, ten cuidado y evita usar la palabra más peligrosa para tu matrimonio, y no solo usarla, sino aplicarla.

La vida en matrimonio es una experiencia única, se disfruta mucho y también se viven momentos intensos, pero depende de ti hacer de tu matrimonio un cielo o convertirlo en un infierno. El plan de Dios es que vivimos en armonía y amor.

¿Qué piensas de esto?¿Estás de acuerdo con que esta es la palabra más peligrosa en el matrimonio?¿Cual crees que es otra palabra peligrosa? Dímelo en los comentarios.

Adaptado de Refine Us