Los 20s son una etapa maravillosa, llena de muchos cambios y retos, parece que tuvieramos todo el tiempo del mundo para hacer lo que queramos y no hay nada que nos pueda detener.

Sin embargo, toda esa magia se comienza a desvanecer cuando ves que la realidad parece superar los sueños e ideales, ahi nos damos cuenta que nadie nos prepara para lo que ha de venir.

En estos años muchas personas completan sus estudios, forman familias, adquieren bienes y en nuestra cultura muchos comienzan a independizarse.

Esto puede ser un poco escalofriante al inicio y por eso hoy quiero compartir 10 lecciones de vida que hubiera deseado conocer antes de tener 25 años.

10 Lecciones de vida que todos deben aprender antes de los 25

Crea tu visión

¿Una vision de vida? Claro que si, muchos de nosotros salimos al mundo a querer conquistar y adueñarnos de el sin realmente saber lo que queremos alcanzar.

Tener una visión clara de lo que quieres es una de esas lecciones de vida que te ayudarán a guiarte y no sentirte tan “perdido” en medio del oceano que es la vida misma.

Tómate un tiempo y siéntate a reflexionar y pensar que es lo que quieres para tu vida, como te ves como profesional, como padre o madre, como esposo o esposa, como miembro de la sociedad.

Pregúntate: ¿Como quieres ser conocido?

Da pasos intencionales hacia tu llamado y visión

Muchos de nosotros vamos por la vida solo existiendo y no viviendo, esto es porque desconocemos o decidimos ignorar el llamado y visión para nuestra vida.

No todo lo que te apasiona es lo que debes realmente seguir, al final el corazón y los sentimientos pueden no guiarnos del todo bien. Jeremías 17:9

Ser intencional significa tener propósito y esforzarte para que cada acción abone a ese propósito.

Fortalece tus relaciones

Hacer nuevos amigos de verdad solo se vuelve más difícil con el paso de los años.

Esto porque a veces nosotros mismos perdemos la confianza en las personas, o hemos sido dañados o engañados y eso nos cierra hacia la amistad verdadera y nos llenamos de “conocidos”.

De todas las lecciones de vida que más me hubiera gustado conocer antes de mis 25 es esta.

No porque no tenga amistades reales, pero porque realmente puedo decir que no supe cuidar a los amigos con los que crecí y compartí buenos momentos.

La amistad es una camino de dos vías y quien quiera tener amigos ha de mostrarse amigo. ¿Quieres encontrar confianza en los demás? Se alguien digno de confianza.

Pon a los demás antes que a ti

Se que no es fácil ser desinteresado y actuar sin esperar nada a cambio, pero he ahí el reto.

Los amigos y todas las personas en general tienen un valor igual que tu, no podemos pretender ser mas que nadie y tampoco ser menos que nadie.

Sin embargo, al saber que todos somos iguales, debemos tomar el primer paso en considerar a los demas como superiores a nosotros y ser servidores antes que servidos.

Al final, servir a los demás te pondrá en una posición más alta en la vida, esto porque comprenderás que dar trae mas alegría que recibir, porque verás como algunas vidas posiblemente cambien con tu servicio, porque de esta manera las personas verán en ti un referente y ejemplo de ser humano.

Sirve a los demás sin esperar nada a cambio.

Mantente educado. Sigue aprendiendo.

Estudiar, aprender algo nuevo o simplemente quedarte estancado con lo que ya sabes, eso muchas veces determinará el éxito que puedas tener en tu vida.

No digo que busques ser aprendiz de todo y maestro de nada, sino mas bien a que siempre busques ser un estudiante perpetuo, es decir, que no te canses de aprender.

Lee, investiga. ¿Te gusta el deporte? Conoce más sobre el. ¿Te gusta la ciencia? Inscríbete en algún curso. ¿Amas la musica o alguna otra forma de arte? Toma clases artísticas, lo que sea, pero sigue aprendiendo.

La educación te ayudará a expandir tus posibilidades y creará en ti una nueva perspectiva de vida, aprende tanto como puedas y retén lo que sea bueno para tu vida.

Controla lo que puedes controlar

¿Depresión? Exceso de pasado. ¿Ansiedad? Demasiado futuro. ¿Estrés? Sobrecarga de presente.

Cuando leí esa frase me pareció muy acertada, la mayoría de nosotros sufrimos al querer tener el control de todo, pero la verdad es que lo único que podemos controlar somos nosotros mismos.

Ni las circunstancias a tu alrededor, ni tu familia, ni nada que no seas tu es controlable, o dime, ¿puedes hacer que llueva o que deje de llover?

Habrán tantas cosas fuera de tu control que desearas poder controlar. Pero la vida es 10 por ciento lo que te sucede y 90 por ciento cómo reaccionas a eso.

Decidí hace tiempo que estaría a cargo de mí mismo. ¿Y los demás? Que ellos se encarguen de sí mismos. Y así, la vida continúa y controlo mis pensamientos, acciones y, lo más importante, mis reacciones.

Mantente en forma: Cuerpo, alma y espíritu

Las lecciones de vida a veces vienen en forma de enfermedades, corazones rotos, decepciones y consecuencias, muchas de estas cosas pueden ser evitadas si tan solo nos mantuvieramos en forma.

Alimentarse bien no es sinónimo de comer todo lo que quieras cuando quieras.

Se trata de saber y ser consciente que tu cuerpo necesita nutrientes que le ayuden a crecer,  fortalecerse y mantener en buena condición, lo mismo sucede con tu alma y espíritu.

Así como hay comida chatarra para el cuerpo, también lo hay para tu alma y espíritu, asegúrate que estas alimentando tu alma de buenos nutrientes y que tu espíritu se fortalece cada día con lo que le provees.

Comienza por elegir mejor con quienes pasas el tiempo, la aceptación social no es excusa para perder tus principios o corromper tu corazón. Lee textos que te inspiren, aprende de quienes tiene palabras que llenen y no solo sean frases vacías.

El tiempo con Dios es el mejor alimento que hay. Ora y lee la Biblia.

Ama a las personas y perdona

A Jesus le preguntaron un dia: ¿Cual es el primer mandamiento? El mas grande e importante. Él sin dudarlo respondio claramente: Ama al Señor tu Dios con todo lo que eres, es decir, con todo tu ser.

Pero él no se quedó solamente ahi, también se refirió a otro como el segundo mandamiento mas importante, ama a tu prójimo como a ti mismo. Y en otro pasaje incluso nos dió un nuevo mandamiento: que nos amemos como Él nos ha amado (Juan 13:34)

¿Se dice fácil verdad? Sin embargo es uno de los mandamientos a los que mas nos cuesta apegarnos.

Hoy en día la definición de amor esta un poco distorsionada, es por ello que debemos aprender cual es la manera correcta de amar a las personas y esto solo lo sabremos al conocer a la fuente del amor, si no lo conocemos, como vamos a saber amar.

Amar implica perdonar, no puede haber perdón si no hay amor, claro, perdón no significa olvidar necesariamente, pero si significa recordar sin necesidad de sentirse dañado o con ganas de venganza.

A los 25 años todavia falta mucho camino que recorrer, no te llenes de rencores y enemistades, como menciono antes, fortalece tus relaciones con amor y perdón.

Practica lo que predicas

Todo tiene que ver con integridad y congruencia. Tu autoridad moral decaera y te limitara mas adelante a alcanzar mas metas si no desarrollas un hábito de integridad y congruencia entre tus palabras y tus acciones.

Es fácil hablar en contra de algo, o etiquetarse de cierta forma de pensar que se oye bien pero una cosa es decirlo y otra es vivirlo.

Esto significa que tu estilo de vida tal vez necesite un ajuste, la buena noticia es que puedes hacerlo mientras estas desarrollándote, mientras tu carácter sigue creciendo.

Trabaja por lo que quieres

Una de las lecciones de vida que golpea fuerte en los 30s es darte cuenta que ya paso una decada desde que tenias 20 y, aunque hayas logrado mucho, al final si no trabajas por lo que realmente querias te podrías llegar a sentir frustrado o estancado.

Aunque no hay una edad para comenzar de nuevo, si es cierto que las cosas pueden ser más fáciles y hay más oportunidades mientras aun estas en tus 20s.

Por eso esfuérzate y se valiente en trabajar por aquello que realmente quieres hacer, no permitas que tus sueños se queden estancados creyendo que tendrás tiempo despues para hacer las cosas.

Lo que tengas que hacer hazlo ahora y cosecha los frutos después.

Conclusion:

La vida siempre estará llena de sorpresas, lecciones, alegrias y tristezas también, es parte de lo que nos permite disfrutar de este viaje mientras estemos en este planeta.

No importa la edad que tengas, nunca es tarde para comenzar, a lo mejor ya no estás en tus 25, pero lo importante es que mientras tengas vida puedes retomar el camino que alguna vez dejaste y seguir adelante construyendo un mejor futuro para ti y quienes amas.

No te rindas, las lecciones de vida son para aprender y crecer.