Esta es la quinta parte de la serie llamada “La Fe“, en capítulos anteriores hemos venido hablando sobre la seguridad que debemos tener en la confianza en Dios, en Su soberanía y la seguridad de la respuesta de Dios a nuestras oraciones.

En este episodio, estaremos hablando sobre los NO de Dios como respuesta a nuestras oraciones, y no podemos tomarlo a la ligera o con ideas preconcebidas, queriendo entender lo que Dios nos dice a nuestra manera o a nuestro favor o al no entenderlo simplemente decidir ignorarlo o pasarlo por alto.

El pastor Adán Mejía comparte con nosotros el quinto capítulo de la serie “La Fe” adonde aprenderemos un poco más acerca de como Dios responde a nuestras oraciones y como a veces cuando nos dice que no debemos aprender a confiar que El siempre procura lo mejor para nosotros.

La fe – Los NO de Dios como respuesta


Nuestra actitud ante la respuesta de Dios debe ser como el barro en las manos del alfarero, aunque no nos guste, debemos obedecer y agradecer lo que Dios hace en nuestras vidas. La fe se trata de obedecer y confiar.

No siempre habrá un si de parte de Dios, pero cuando hay un NO es el momento de esperar en El, y de saber que hay un propósito y para aquellos que no están en sufrimiento, hay una oportunidad de bendecir. Por eso la fe debe movernos a obrar, realizar acciones de ayuda a nuestro prójimo nos dice que la fe está viva!

¡Tres veces le he pedido a Dios que me quite este sufrimiento, pero Dios me ha contestado: «Mi amor es todo lo que necesitas. Mi poder se muestra en la debilidad.» Por eso, prefiero sentirme orgulloso de mi debilidad, para que el poder de Cristo se muestre en mí.