Lunes, aquí estamos otra vez. Pero que rápido pasa el fin de semana, verdad? ¿Has sentido alguna vez como si solo estuvieras dando vueltas y vueltas sin llegar a ningún lado? Pareciera que tan solo vivimos para la semana laboral y para el fin de semana, bueno, la verdad es que yo también a veces me siento estancado.

Si eres de los que se sienten estancados y que de lunes a viernes tu mente solo anhela la llegada del finde y una vez llegas ahí, este nunca dura lo suficiente, entonces este artículo es para ti.

Porqué me siento estancado y qué hacer al respecto


Enfócate en los pequeños y subestimados hábitos diarios

Parte de la razón por las cuales a veces me siento estancado se debe a la monotonía y a la sobre carga de trabajo a la que yo mismo me someto. Y luego veo a otras personas que tienen éxito en lo que hacen y parecen siempre ir avanzando, y uno a entonces piensa que esa gente debe estar haciendo algo realmente extraordinario, que posiblemente tienen un super y mítico secreto para el éxito, pero, será?

Entonces, ¿Qué puedo hacer si me siento estancado?

Hablando con algunas de estas personas me doy cuenta que realmente no hay una formula secreta para el éxito o avanzar en lo que te propones, es más, la gente exitosa no está buscando ese gran atajo secreto. En lugar de eso, se enfocan en lo pequeño.

Ten disciplina en los hábitos básicos pequeños que se hacen a diario y que añaden a tu vida y no que solo le quitan. Por ejemplo: Hacer ejercicio, comer saludablemente, identifica que comidas no te son de provecho y quítalas de tu dieta. Levántate temprano, ora. Identifica esos tiempos de silencio dejando que Dios los llene con su presencia en lugar de sentirte abrumado con todo el alboroto del día a día.

Deshazte de esas cosas que te mantienen estancado y se consistente con esos hábitos básicos que te ayudarán a seguir adelante.

Ten metas únicas que te ayuden a crecer

¿Tienes metas para tu vida? Una de las razones por las que a veces me siento estancado o he sentido así en el pasado, es porque a lo mejor estoy haciendo cosas que no me definen a mi, que no me ayudan o que simplemente no tienen propósito, sentido o meta.

Pero si quieres dejar de estar estancado y moverte, necesitas metas que sean únicas para ti y que te ayuden formar tu propia identidad.

La gente que está llevando una vida de impacto tiene goles que no son creados fuera de su propio contexto. Ellos crean metas con el fin en mente de quienes ellos son, lo que creen, en lo que son buenos, lo que valoran, adonde quieren ir y que necesidades y problemas quieren aliviar o solucionar.

Tu has sido creado como una pieza única por un Maestro artesano que te diseñó a propósito para un propósito específico. Haz tus metas de vida únicas para ti, no te preocupes por lo que otros hayan logrado a tu edad o si crees que pudieras hacer más, todo tiene su tiempo, vive intencionalmente y actúa siguiendo tus planes.

Relacionate bien

Uno de los motivos por los que yo me he sentido estancado a veces y lo que he visto en otros, es porque generalmente en lugar de relacionarnos con las personas de manera genuina, tendemos a “socializar” con el único propósito de suplir una necesidad, llámese de trabajo o lo que sea. Pero es hoy de cambiar eso.

Cuando hablo de “relacionarte bien” me refiero a construir relaciones auténticas no solo cuando las “necesitas“.

Cuando socializamos generalmente se trata de nosotros—nuestras necesidades y las cosas que nos apasionan. Pero cuando comienzas a relacionarte bien entonces te enfocas en la otra persona, y también te emocionas con las cosas que le apasionan a ella.

¿Quieres dejar de sentirte estando y seguir avanzando? Entonces di un ya basta de socializar como robot y conéctate en relaciones humanas.

Dale más importancia a tu aprendizaje que a tu ego

¿Cómo saber si en realidad le estoy dando más importancia a mi ego que a mi aprendizaje? Responde esta pregunta sencilla: ¿Que tan bien recibes la retroalimentación?

Recibir retroalimentación no siempre es fácil, es decir, uno siempre cree que todo lo que hace lo hace bien y a lo mejor no necesita que nadie le esté diciendo que algo se pudiera hacer diferente, si eres de estas personas, es hora que dejes a un lado tu ego y le des la importancia merecida a tu aprendizaje y crecimiento. Yo solía ser así.

Entonces, porqué me siento estancando en el mismo lugar? Porque no podemos hacer siempre lo mismo y esperar resultados diferentes, si cada vez que alguien te da una crítica constructiva lo primero que haces es ponerte a la defensiva y atacarlos de inmediato, entonces esto es un indicador que tu ego (y las inseguridades que está protegiendo), es más fuerte que tu deseo de mejorar.

Por otro lado, si cuando tu jefe, esposo, compañero de trabajo o equipo, te da una crítica o retroalimentación con el fin de ayudar a que la próxima vez las cosas sean mejor y la recibes con agrado, eso te puede decir que realmente estás interesado en crecer.

Conclusión:

No es fácil salir de la rutina, el miedo, las inseguridades y a veces hasta el ego nos impiden continuar creciendo y ser mejores personas, pero lo bueno es que todo esto puede ser vencido y en lugar de sentirte estancado puedes seguir avanzando hasta llegar a la meta que te propongas.

Dios en verdad quiere darte la fuerza para vencer.

Durante mucho tiempo me sentí estancado, e incluso en ocasiones recientes he dicho, —Dios, me siento estancado—pero también estoy aprendiendo que vivir en y por fe no solo significa esperar a que las cosas pasen mágicamente, sino que se trata de entender que Dios quiere fortalecerte, pero necesitamos dejar a un lado el ego, el rencor, y permitir que sea El quien tome el control, no es una tarea sencilla en nuestras fuerzas, pero en el todo lo podemos. Filipenses 4:13.

Así que llegó el lunes otra vez, y si te estás sintiendo estancado como si no avanzaras tanto como quieras, es hora que tomes acción y te enfoques en las cosas pequeñas que le añaden a tu vida, que tengas metas que te ayuden a crecer, que aprendas a relacionarte bien y que también dejes el ego a un lado y permitas que Dios sea quien te de las fuerzas para vencer todo tipo de circunstancias.

¿Alguna vez te has sentido así?¿Qué podemos hacer para ya no sentirnos de esa manera? Déjame un comentario, me encantaría saber que piensas.

Adaptado de Relevant Magazine