Yo no soy padre aún, algún día posiblemente tendré el privilegio de serlo, mientras tanto, me preparo 😉 — Claro, en nuestra mente, todos entendemos las cosas básicas de criar hijos, y no dudo que cada padre y madre siempre se esfuerzan por hacerlo de la mejor manera. Y sobre todo en decirle a sus hijos cuanto los aman.

Hace unos días, oía a un padre hablar acerca de la relación que tiene con sus hijos, y me llamó la atención algunas cosas que mencionó, entre las cuales hoy te comparto unas cuantas.

Ser padre me imagino es una aventura como ninguna otra, ser padre responsable claro, pero cumplir el rol de papá o mamá con los hijos va más allá de solo suplir sus necesidades físicas básicas, de nada sirve tener comida si los hijos no quieren vivir en esa casa o los padres constantemente dañan a sus hijos con sus acciones y palabras. Y justo de eso hablaré hoy, de las palabras y de las cosas que debe todo padre decirle a sus hijos siempre.

Las palabras tienen poder, y lo que le dices a una persona, especialmente si es tu hijo o hija, le puede marcar en su vida para siempre. Si eres padre, debes poner atención a lo siguiente. (Aplica para padres potenciales también).

5 Cosas que los padres deben decirle a sus hijos todos los días


Lo siento, me perdonas?

¿Cuantas veces los padres le dicen a sus hijos que se disculpen o pidan perdón por haberle hecho daño a su hermano o alguien más? Y ¿Cuantas veces los padres practican el perdón con sus hijos?

Las lecciones que más aprendemos de nuestros padres son sus acciones y no tanto sus palabras. Claro, puede que alguien diga: — Yo no le tengo pedir perdón a mis hijos si no he hecho nada malo?! Pero seamos honestos, durante la semana, ¿cuantas veces un padre podría posiblemente cometer algún error con su hijo?¿o a lo mejor durante el día?

No es fácil admitir los errores, pero no solo demuestras valentía, sino que también que estás abierto y eres honesto con tus hijos. Ellos lo apreciarán, créeme.

¿A quien fue más difícil amar hoy?

Esto incluso te llevará a reflexionar a ti mismo como padre/madre. ¿Porqué deberías hacer esta pregunta a tus hijos todos los días?

Nuestra reacción natural cuando nos tratan mal es dar la vuelta e irse, esto incluye a esas personas que son difíciles de amar. No importa a que grado vayan tus hijos, ellos necesitan amor, y te garantizo que sus compañeros también.

Cuando pensamos en esto, y cuando tus hijos lo hacen, ellos y nosotros, nos vemos obligados a reflexionar en quienes son las personas que a veces nos hacen daño o que se muestran inaccesibles, pero sobre todo, nos reta a mostrarles amor. Jesús nos da una gran lección en Lucas 6:27-28 y nos dice que debemos amar a aquellos que nos hacen daño, que si alguien nos dice cosas malas debemos responderles cosas buenas, es un reto, pero también es un mandato.

Enséñale a tus hijos que ellos pueden ser luz aun en medio de las tinieblas.

¿Hiciste tu mejor esfuerzo hoy?

Esto debe tratarse con cuidado. ¿Porqué? Porque si bien es cierto tu debes animar a tus hijos a que sean mejores cada día, tampoco significa que debes ponerles cargas que ni siquiera tu podrías llevar.

Recuerda que cada persona es diferente, no compares tus hijos a los de otros o incluso con sus hermanos. Lo que si debes hacer es reconocerle sus esfuerzos, aun si no lleva las mejores notas, ayudarle en las áreas en las que está flaqueando y reforzar aquellas en las que se desempeña bien.

La idea aquí no es que está bien tener una vida mediocre, sino que se debe hacer lo mejor posible dentro de nuestras fuerzas para hacer las cosas bien. Por ejemplo, no puedo pedirle a un niño de 6 años a que actúe y se se desempeñe igual que uno de 8, conoce a tus hijos, y siempre motívalos a ser mejor cada día, y comprende que todos tenemos debilidades, ayúdales en esos puntos débiles de sus vidas.

Aquí es donde les puedes enseñar que Dios les ha dado dones, talentos y habilidades que ellos pueden aprovechar de la mejor manera que puedan, no solo para complacerte a ti como padre o madre.

¿Que fue lo mejor y lo peor de tu día?

Esto puede ayudarte a iniciar una conversación con tus hijos, se que a veces la comunicación es un área que no sabemos manejarla bien, pero con tus niños necesitas mucha comunicación, no importa su edad.

Enséñale a tus hijos que en la vida habrán momentos muy buenos, momentos en los cuales nos sentiremos muy bien y que quisiéramos que nunca se terminaran, pero que también habrá ocasiones en las que las cosas no irán como esperamos, en las que parece que todo está en nuestra contra, pero que todas estas cosas pasan, y sobre todo, que en los momentos difíciles siempre es buena idea confiar en Dios y buscarle a El primero.

Dios a veces usa el sufrimiento para enseñarnos, después de todo El es un padre que nos ama y a veces tiene que enseñarnos algunas lecciones, Proverbios 3:12. Pero si solo nos enfocamos en lo negativo, nos vamos a perder la oportunidad de aprender esa lección. Esto es algo que cada padre y madre debe decirle a sus hijos cada día.

Obviamente también necesitas ser discreto dependiendo de la edad de tus hijos, recuerda que no le puedes hablar a un niño de la misma manera que a un adolescentes, ambos necesitan formas diferentes de comunicación, pero también necesitan la verdad. Recuerda que no eres el salvador de tu familia, pero si los puedes llevar a quien si lo es.

Tu le das alegría y diversión a mi vida

Los hijos son un regalo, aun así los hayas deseado o no. Cada padre debe decirle a sus hijos todos los días que ellos son una bendición.

No dejes de recordarle a tu hijo o hija cuán amado es, lo importante que es en tu vida y que en ningún momento son una carga para ti, usa otras palabras pero déjalo claro.

En nuestra cultura es común que los padres vean a los hijos como su plan de retiro, como si el único propósito de los hijos fuera ayudarlos cuando ellos (los padres) estén viejos. Y por supuesto que los hijos deben ser agradecidos con sus padres, deben honrarlos en todo momento, pero esto va más allá de una cuota económica mensual, o de buenas notas en la escuela.

Dile a tus hijos que te dan alegría, que te hacen feliz, que te diviertes con ellos, no solo regaños, quejas e imposiciones deben ser la base de tu relación, construye una relación sólida basada en el amor, la fidelidad, confianza y perdón y verás como tus hijos crecen amándote y agradeciéndote y por amor ayudándote cuando los necesites no solo por una obligación o compromiso.

Yo no tengo el privilegio de ser padre aún, pero si he sido hijo durante 30 años, y conozco a muchos padres e hijos y veo sus relaciones, veo los retos y luchas desde un lado externo y eso me ayuda a reflexionar y pensar en cómo quiero ser cuando sea padre.

Sé que algunas de estas cosas nos retan, o al menos deberían, no es fácil aprender a perdonar y a pedir perdón, mostrar “debilidad” ante los demás, pero si es importante que tus hijos vean que eres un ser humano, y que aun con dificultades, no te rindes, sigues adelante y lo más importante, que ellos son valiosos para ti y que los amas.

¿Qué otras cosas crees que los padres deberían decirle a sus hijos todos los días? Dímelo en los comentarios.

Adaptado de Faith It