¿Quien no quiere ser feliz? En serio, la búsqueda de la felicidad es más que solo un buen título de película o libro, es un deseo y anhelo que está escrito como parte de nuestra humanidad. Todos queremos ser felices, pero a veces pareciera que nunca la alcanzaremos o que simplemente estamos condenados a no ser feliz.

Hoy quiero compartir contigo 4 conceptos errados sobre la felicidad y que te están impidiendo ser feliz de una vez por todas.

 Para ser feliz, olvida estas 4 cosas que la felicidad no es


Felicidad no es alegría

La felicidad duradera – el tipo de felicidad que la gente busca – no necesariamente involucra a la intensa inyección de dopamina eufórica o el levantón lleno de adrenalina que sentimos al triunfar en algo.

Estas emociones son temporales. La dopamina y adrenalina son químicos que tu cerebro libera hacia tu sangre en momentos determinados, por eso no tiene sentido buscar ese tipo de “emoción” constante. Tu cuerpo no lo puede mantener.

En lugar, debes entender que aunque ser feliz y estar alegre tiene una correlación, la felicidad como tal debe residir en el hecho que aun si las cosas no van como tu quisieras, comprender que puedes ser feliz y tener paz aun en la tormenta.

La felicidad no es la meta final

Muchas personas parecen estar bajo la impresión de que una vez encuentren la felicidad, la van a encerrar en sus corazones y vivir para siempre en un constante estado de felicidad y nunca más sufrirás o tendrás dolor, dudas o temor.

Pero la verdad es que, la felicidad no es algo que se busca o se obtiene. Es más bien algo que está disponible para ti siempre, es un estado natural de ser. Hay ocasiones en los que sientes que todo a tu alrededor te da felicidad y hay otras en las que parece desaparecer y esconderse bajo una manta de enojo, dolor o sufrimiento, después de todo eres humano.

Pero que “ser feliz” no sea tu meta final creyendo que cuando logres algo por fin lo serás, más bien, comienza a vivir feliz ahora con lo que tienes, con lo que puedes hacer, con las circunstancias de la vida, después de todo, si tienes fe, puedes creer que todas las cosas serán para tu bien al final. Romanos 8:28.

La felicidad no es la respuesta a todos tus problemas

¿No sería genial poder decidir ser feliz y que de repente todos tus problemas desaparecieran? En las películas puede pasar, pero la vida real es un poco diferente.

Las personas felices se enojan y cometen errores, la gente feliz pierde sus trabajos, tienen accidentes en sus autos, se quedan sin dinero, terminan relaciones con quienes aman y pierden oportunidades.

La felicidad no es una cura mágica que alivia todo y que instantáneamente detendrá todas esas cosas malas que te están pasando. Lo que si puedes tener seguro es que tu viaje durante estos momentos será diferente si decides ser feliz, Jesús nos dijo en Juan 16:33 que aunque tengamos muchos problemas, que confiemos en El porque El ha vencido ya por nosotros. Solo confía.

La felicidad no está “allá afuera”

Para ponerlo en palabras simples, nada ni nadie en este mundo te dará felicidad.

Para ser feliz, no necesitas lograr algo, alcanzar alguna meta, tener todo lo que deseas, completar una tarea o estar con alguien para tener felicidad duradera. ¿Sabes porqué? Porque la felicidad no te la da nada exterior, así que puedes dejar de buscar la felicidad, porque aun si logras encontrar algo que te haga feliz, cuando esto se acabe, terminarás igual, el simple hecho de “buscar” algo significa que no lo tienes, y ser feliz radica en el hecho de dejar de andar buscando esa “felicidad” que al final terminará, decide que la felicidad sea parte de ti, decide que Dios viva en ti porque la buena noticia es, que si tienes a Dios en tu vida, tienes la felicidad, porque aun si todo a tu alrededor se derrumba, tu tendrás paz.

¿Quien no quiere ser feliz? Todos queremos ser felices, y una vez quitamos estos conceptos errados sobre la felicidad, entonces comenzaremos a llevar una vida consciente que podemos ser felices si decidimos ser felices, que la felicidad no es un momento de euforia o se encuentra al lado de alguien, la felicidad va más allá, la felicidad es vivir con un sentido de contentamiento, de fe inquebrantable, sabiendo que sin importar como las cosas puedan parecer, todo al final estará bien.

¿Quieres ser feliz? ¿Que otros conceptos errados sobre ser feliz conoces? Déjame un comentario y no te olvides de visitarme en facebook y twitter!