Malas decisiones, el circulo que parece nunca acabar.

¿Alguna vez has hecho algo de lo que luego te arrepentiste? Todos hemos estado ahí, desde cosas sencillas hasta situaciones que han impactado el rumbo de nuestra vida drásticamente.

La mayoría de nosotros conocemos la historia de lo que sucedió el famoso barco “Titanic”. Se perdieron muchas vidas y en su momento, así como ahora, esto fue muy lamentable, pero, se pudo haber evitado que el Titanic chocara contra ese iceberg y así que se dañara y terminara hundido en el mar?

Según los historiadores y logs de navegación, se cree que la tripulación y el capitán mismo recibieron muchas advertencias de icebergs que podrían estar en la ruta de la nave, algunos dicen que dichas advertencias solo fueron ignoradas o no comunicadas al capitán.

Además, también se cree que se comandó navegar al máximo de velocidad durante la tarde/noche aun teniendo estas advertencias y contando con la poca visibilidad que representa navegar de noche en alta mar, en fin, sea como fueran las cosas, decisiones fueron tomadas, decisiones que costaron la vida de muchos y el prestigio de un barco icónico.

Entonces, ¿que hizo que el capitán ignorara todas las advertencias de icebergs?¿Que llevó a la tripulación a no enfatizarlo y solo hacer caso omiso? o que tal llevar el barco a una velocidad que dificultaría su navegación durante la noche?

Es posible que tanto la tripulación como el mismo capitán hayan pensado —conocemos el camino, tenemos la experiencia, y para hundir este barco debería haber un enorme iceberg el cual podríamos ver desde muy lejos— ellos confiaron en lo que ya conocían, en lo que creían era lo correcto y no aceptaron lo que otros tenían que decir con respecto al viaje.

Ellos sufrieron de algo conocido como: Sesgo de confirmación.

¿Que hace que tomemos malas decisiones?

¿Porque seguimos tomando malas decisiones aun cuando seguimos sufriendo las consecuencias negativas de las mismas?

Según wikipedia: El sesgo de confirmación o sesgo confirmatorio es la tendencia a favorecer, buscar, interpretar y recordar la información que confirma las propias creencias o hipótesis, dando desproporcionadamente menos consideración a posibles alternativas.

Los expertos dicen que esta es la razón que más impacta al ser humano a la hora de tomar malas decisiones, porque solamente buscamos confirmar lo que creemos que es correcto y decidimos hacer a un lado aquello que no favorezca a nuestra decisión.

Es decir, en realidad no buscamos consejos para tomar decisiones, sino solo confirmación de lo que ya hemos puesto en nuestra mente.

Entonces, ¿Por qué tomamos malas decisiones? Porque estamos sesgados, es decir, no somos objetivos ni imparciales con nosotros mismos, y eso nos lleva a cometer errores.

Por ejemplo, una persona que ha fijado su mente e insiste en casarse con alguien aun cuando recibe muchas advertencias por parte de amigos y familia de que esa relación no es buena. O tomar una carrera solo porque se está convencido que esa es su mejor opción y que eso es lo que quiere.

Estar sesgado es un peligro!

Generalmente cuando estamos sesgados no nos gusta que se nos confronte con la verdad, sino que únicamente buscamos razones que justifiquen lo que nosotros creemos.

Este tipo de pensamiento incluso influencia la manera en la que muchas personas perciben la vida cristiana y la vida en general.

Muchas personas incluso podrían creer que están haciendo la voluntad de Dios porque están tan convencidos que lo que ellos creen es lo correcto o que como han interpretado la Biblia o como se los han dicho es lo verdadero sin saber que están yendo en contra de la voluntad de Dios para sus vidas.

Si estas sesgado, aun si lees la Biblia no vas a escuchar la voz de Dios sino solo a encontrar lo que te convenga o respalde tus ideas.

Si estas sesgado a tus ideas, a tus creencias, se te dificultará escuchar la voz de Dios, de una u otra manera.

Muchos estamos sesgados a nuestros temores, a lo que creemos que es la verdad, yo he estado sesgado en muchas áreas de mi vida.

Entonces,

¿Cómo sabemos si estamos sesgados y cómo podemos ser libres?

Cuando estas sesgado solo ves tu perspectiva.

Al solo ver tu perspectiva sufrirás de Polarización de creencias, es decir, favorecer lo que nosotros creemos y rechazar a las de otros.

Estas son algunas cosas que te ayudarán a identificar si estas sesgado en tu vida:

  1. Reconocer que esa tendencia esta en todos (condicionados por nuestros intereses, ideas preconcebidas, etc.)
  2. Preguntarle a la persona más cercana a nosotros (papá, mamá, amigos, esposo/a, etc.) si mostramos esa tendencia.
  3. Debemos ser sensibles a las señales que Dios está poniendo en nuestro camino. (Si estas ciego como Sansón cuando se fijaba solo en las mujeres filisteas, si estas preso mentalmente, si sientes que estás perdiendo todo, eso puede ser una señal clara de que estas tomando decisiones sesgadas).

Debemos rodearnos de personas que nos ayuden a retomar el camino correcto, que sean sinceras, honestas y que aun si duele un poco, que no solo nos digan lo que queremos escuchar sino lo que necesitamos escuchar.

El capitán del famoso barco “Titanic” se dice que escuchó muchas advertencias de icebergs, sin embargo decidió confiar en su experiencia y capacidad de tomar decisiones acertadas y al igual que el la tripulación consideró que le barco era demasiado “bueno” para hundirse, no esperes a que esto pase en tu vida.

Presta atención a lo que Dios dice en tu vida, a las banderas rojas que te advierten que algo no esta bien, y si necesitas cambiar algo, entonces hazlo antes que sea demasiado tarde y las consecuencias negativas de malas decisiones te alcancen.

Confía en el Señor con todo tu corazón;
no dependas de tu propio entendimiento.
Busca su voluntad en todo lo que hagas,
y él te mostrará cuál camino tomar.