Amor. Ninguna otra palabra en el lenguaje humano ha sido tan tergiversada, desconfiada, celebrada, adorada e insultada más que la palabra “amor“.

¿Todos queremos amor, cierto? Pero, ¿En serio sabemos lo que significa el verdadero amor?

El amor es como una neblina que pasa alrededor de nosotros, nos cubre, nos rodea, pero aun así parece que es imposible agarrar.

Con todo eso, hay una cosa que muchos conocemos sobre el amor. Nos ha decepcionado. Ha traído llanto y dolor. El amor nos cura y nos enferma, todo en una sola cucharada. ¿Que locura verdad?

Pero, ¿Que es el amor? ¿Cómo se consigue? Y ¿Cómo lo mantenemos? Para responder a estas preguntas, primero tenemos que entender lo que el verdadero amor no es. Tenemos que eliminar algunas mentiras que creemos sobre el amor para así poder llegar hasta el núcleo de lo que es realmente es el amor.

3 Cosas que el verdadero amor NO es


El verdadero amor no es fácil, requiere esfuerzo

Ya sea que estés en un noviazgo o casado, el amor no es fácil, por lo menos el verdadero amor no lo es.

En una relación debes pelear contra todo lo que te evite seguir peleando y que harán que desistas en la guerra, ya sean las inseguridades o incluso tus propias faltas que querías creer que no existían.

Las películas hacen parecer como que el amor no debería llevar ningún esfuerzo y que todo es tranquilo y fácil, que solo basta con “amarse”, pero la verdad es que el verdadero amor, noviazgo o matrimonio, requiere más esfuerzo intencional del que alguna vez pensaste tener.

Trabaja duro por lo que más amas, y por quien más amas.

El verdadero amor no es sexo

De alguna manera, el amor y el sexo se han entrelazado en un nudo raro. Pero si tratas de hacer que el amor sea igual a sexo, lo único que lograrás es darte en los dientes, así de claro.

Sé que en estos tiempos “modernos“, la cultura nos enseña que el sexo se regala como un pan que solo lo agarras, lo calientas y te lo comes en menos de minuto y medio. Pero la verdad es: Sexo no es amor.

A lo mejor para muchos el sexo se ha vuelto el escape más fácil para el verdadero amor. De alguna manera logramos suavizar los temores e inseguridades en un momento de escape que no hace nada por aliviar nuestro dolor. Por el contrario, solo pondrá más peso sobre nuestros hombros ya dolidos una vez se acabe el placer.

El verdadero amor no es auto-sostenible

Si el amor no está alterando completamente tu vida, entonces probablemente no sea verdadero amor.

El amor no puede existir solamente en tu propia conveniencia, el amor es sacrificio. Después de todo, la mayor forma de amor es un reflejo del mayor sacrificio que Dios hizo por nosotros. Juan 3:16.

Algunos quisiéramos que el amor pasara solo en nuestros términos, en nuestro tiempo, bajo nuestras condiciones y solo si no interfiere con nuestros planes.

El amor no es auto-sostenible. No va a funcionar a menos que le pongas el combustible correcto y le des el cuidado respectivo.

De todas las palabras que cómo humanos usamos, el amor es la que más ha sufrido, se malinterpreta, se corrompe, se ama, se odio, se alaba y algunos hasta la maldicen. Pero el verdadero amor no es fácil, ni tampoco el sexo es verdadero amor, y no se va a sostener solo, necesitas trabajar para que el amor funcione.

No esperes a tener “amor” para ser feliz, sé feliz primero y entonces podrás dar amor.

El amor no te completa. No, debe desafiarte e inspirarte a trabajar en tu carácter incompleto.

¿Que otras cosas crees que el verdadero amor NO es?  Déjame un comentario o visitame en facebook y twitter – y no te olvides de compartir.